Arguye la Policía Federal que buscaba a narcomenudistas en centro de derechos humanos

lunes, 6 de junio de 2011

CIUDAD JUÁREZ, CHIH., 6 de mayo (apro)- La Policía Federal  (PF) dio a conocer su versión en torno a la irrupción en el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte y aseveró que se trató de una acción contra narco menudistas que al verse sorprendidos por los uniformados, intentaron ocultarse en ese lugar.

La versión de la corporación fue catalogada de “increíble”, por el sacerdote y director del centro, Óscar Enríquez, ya que dijo, dicha incursión se da en la víspera de la visita de la “Caravana Por la Paz con justicia y Dignidad” encabezada por el poeta Javier Sicilia.

En un comunicado oficial de la PF emitido este 6 de junio se indica que: “Como parte de las acciones diarias que realiza la Policía Federal en esta ciudad fronteriza, el día de ayer 5 de junio al realizar labores de seguridad, vigilancia, prevención, disuasión y supervisión en calles de la colonia Revolución Mexicana, fueron asegurados dos individuos que traían consigo cinco paquetes confeccionados con cinta canela que en su interior contenían aproximadamente 400 gramos de marihuana (cada uno), así como 15 dosis de ‘piedra’, 5 dosis de cocaína y 33 pequeños envoltorios de plástico transparente con marihuana en su interior”.

Los detenidos fueron identificados como David N de 16 años de edad y Alan Arzate Barrientos de 23 años, quienes indicaron que un tercer sujeto “les proporcionó la droga y en ocasiones armas para delinquir”.

“La persona señalada caminaba en ese momento en contra flujo sobre la calle Francisco Portillo, por lo cual los elementos federales le marcaron el alto y el sujeto emprendió la huída, al verse perseguido se internó en el domicilio ubicado en la esquina de la calle Tomás Urbina y Francisco Portillo, donde se localizan las instalaciones del Centro de Derechos Humanos ‘Paso del Norte’ por lo que la acción de los elementos federales con la finalidad de detenerlo fue tratar de introducirse a dicho domicilio, hasta donde llegaron los elementos sin encontrarlo; no obstante haber realizado una revisión exhaustiva en el inmueble”, se añade en el texto oficial.

Al respecto, el padre Enríque, mencionó que la versión de la Policía Federal es poco creíble ya que el centro tiene rejas muy altas y cuenta con sistema de alarma, por lo que no existía manera de ingresar por parte del presunto perseguido.

El sacerdote dijo que las puertas y los candados del centro fueron violados y dentro se observaba el mobiliario y papelería desacomodado, además, aseveró que ese lugar no es un refugio de malvivientes.

El padre Enríquez reiteró que esta intervención es un claro “abuso de autoridad” con el que se busca intimidar a los participantes de la Caravana por la Paz que encabeza Javier Sicilia y que tendrá su llegada a Ciudad Juárez el próximo jueves.