Desplaza narcoviolencia a decenas de familias en Guerrero

miércoles, 8 de junio de 2011
CHILPANCINGO, Gro., 8 de junio (apro).- El secretario de Seguridad Pública y Protección Civil (SSPPC), Ramón Almonte Borja, reconoció que la violencia ejercida por los grupos criminales que se disputan las plazas en la entidad ha provocado el desplazamiento de decenas de familias, principalmente en municipios de la Costa Grande y Tierra Caliente. En entrevista, dijo que son familias completas las que abandonaron sus comunidades ante los índices de criminalidad, y especificó que el problema más grave se ubica en los municipios de Coahuayutla, La Unión, Petatlán, José Azueta, Coyuca de Catalán, Ajuchitlán del Progreso y Pungarabato. En el caso de la región de Tierra Caliente, sostuvo que esta zona está siendo "devastada económicamente" por la actividad de la delincuencia, donde los asesinatos, el robo de autos, el pago de derecho de piso, las extorsiones y el secuestro son "un grave problema". Luego de encabezar un acto en la sede del Instituto de Formación y Capacitación Policial (Infocap), Almonte Borja dijo que se requiere un programa integral de seguridad pública entre autoridades de los tres niveles de gobierno para recuperar la paz y tranquilidad en esta zona, considerada como la principal región de producción de amapola y mariguana. En torno a los desplazados, el funcionario estatal señaló que el caso más evidente es el registrado en la comunidad de La Laguna, en Coyuca de Catalán, donde desde hace un mes al menos una decena de familias abandonó el poblado y se refugió en el pueblo de Las Ollas ante la presión que ejercen los narcotraficantes en este punto de la sierra. Ante ello, el gobierno guerrerense decidió enviar a tres grupos de la policía estatal, quienes actualmente resguardan Las Ollas, en tanto que en La Laguna ninguna autoridad ha recobrado el control de la zona, dominada por narcotraficantes y talamontes.

Comentarios