Es otro mito que Fuerzas Armadas violen derechos humanos: Poiré

miércoles, 8 de junio de 2011
MÉXICO, D.F.- (apro).- A pesar del descrédito que arrastran el Ejército y la Marina por los abusos cometidos contra civiles en el marco de la guerra contra el crimen organizado -entre las dos acumulan casi 5 mil quejas en los primeros cuatro años de la actual administración-, el secretario técnico del Gabinete de Seguridad Pública del gobierno federal, Alejandro Poiré, afirmó que ha habido un “cambio sin precedentes” en la cultura democrática en las Fuerzas Armadas. Según el funcionario, lo anterior se refleja en la labor que realizan por respetar y promover los derechos humanos de la ciudadanía. Las Fuerzas Armadas, dijo, no solamente se profesionalizan en tareas operativas y de inteligencia, sino en “servir y acercarse a la ciudadanía” a partir del respeto y promoción de sus derechos fundamentales. El lunes pasado, Poiré dio a conocer el segundo de los 10 mitos de la Lucha por la Seguridad sobre que las Fuerzas Armadas usurpan las labores de la policía y violan sistemáticamente los derechos humanos y hoy abundó sobre el tema a través del mismo medio. Desde su punto de vista, el Ejército ha tenido cambios en su cultura democrática y de respeto a los derechos humanos que se refleja en el apoyo a labores de seguridad pública  o en auxilio a la población afectada por desastres naturales. Ello, refiere, forma parte de las “transformaciones institucionales” de fondo que impulsa el gobierno actual en materia de seguridad y justicia y que en el caso de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina Armada de México (Semar) “se han dado a la tarea de crear y fortalecer sistemáticamente los instrumentos de política pública” que incluyan una perspectiva de derechos humanos. Poiré comenta que la Sedena echó a andar el Programa de Capacitación y Sensibilización para Efectivos en Perspectiva de Género, en el que a través de simposios, foros, talleres, diplomados y seminarios se fortalece el conocimiento del personal en estas materias. Además, dice, el plan de estudios de los planteles educativos, las unidades escuela y programas de adiestramiento, incluyen derechos humanos y derecho internacional humanitario que son impartidos por personal de la Cruz Roja y por funcionarios de la CNDH y comisiones estatales de Derechos Humanos. Ello garantiza que cada elemento militar tenga “más que un acercamiento, una educación sólida” que desde un inicio fomente el respeto a los derechos fundamentales, sostiene el funcionario. En cuanto a la Semar, señala que desde 2008 creó una Dirección, adscrita a la Unidad Jurídica, que se encarga de atender los asuntos en materia de derechos humanos. Y la dependencia, añade, ha publicado dos directivas -la 003/09 y la 001/10- tendientes a regular el uso legítimo de la fuerza  para mantener el Estado de Derecho, la primera, y al respeto a los derechos humanos y la observancia del orden jurídico vigente en las operaciones instrumentadas contra la delincuencia organizada, la segunda. Ambas dependencias, sostiene el vocero de seguridad nacional, han firmado convenios de colaboración con la CNDH con la finalidad de fortalecer los vínculos y las acciones orientadas a difundir y reforzar la sensibilización de su personal. Ejemplo de ello, apunta Poiré, es el reciente convenio firmado entre la Semar y la CNDH para que 19 de funcionarios de la Marina, entre Almirantes y Capitanes cursen el diplomado “Las fuerzas armadas y los Derechos Humanos” del 7 de junio al 25 de agosto de este año y que es impartido por personal de la CNDH. También, dice, el 16 de marzo iniciaron las “Brigadas de trabajo” conformadas por personal de la Semar y la CNDH para agilizar los trámites de las quejas presentadas ante la Comisión. Lo que no dijo el funcionario federal es que, de acuerdo con la CNDH, en los cuatro primeros años de la actual administración se han presentado 4 mil 944 quejas contra las Fuerzas Armadas por presuntas violaciones a los derechos humanos, particularmente asesinatos, tortura y desaparición forzada. De ese total, se han emitido 72 recomendaciones.