Baja flujo de migrantes 59%; violencia y recesión, las causas

martes, 12 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El flujo de migrantes mexicanos que se van a trabajar a otros países, principalmente a Estados Unidos, se desplomó 59% entre 2006 y 2009, debido a la violencia del narcotráfico, la recesión y los fuertes controles fronterizos, reveló hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Al dar a conocer el reporte Perspectivas sobre migraciones internacionales, el organismo encabezado por José Ángel Gurría señaló que el descenso fue drástico: En el 2006 emigraban alrededor de 900 mil mexicanos, mientras que en el 2009 sólo partieron 370 mil. Sin embargo, en el caso de quienes se van a laborar a Estados Unidos la caída fue mayor, pues alcanzó en ese lapso 64%, es decir, para el 2009, los mexicanos que se fueron al vecino país del norte sumaron sólo 255 mil personas. No sólo eso, la OCDE enfatizó que el secuestro y la violencia ejercidos por los cárteles de las drogas en el país contra indocumentados que se dirigen hacia Estados Unidos se han vuelto un hecho “relativamente común”. Además, las deportaciones de ciudadanos mexicanos desde ese país aumentaron 15% entre el 2006 y 2009. Además, la reducción del flujo migratorio también afectó de manera “importante” el ámbito económico de México. Según el informe de la OCDE, las remesas cayeron 20% en sólo cuatro años. Los recursos, que constituyen una de las principales fuentes de divisas del país, se desplomaron de la siguiente forma: En el 2006, el total de envíos de los mexicanos en el extranjero a sus familias se ubicó en 25 mil 566 millones de dólares; en el 2007 las remesas alcanzaron su nivel histórico, al sumar 26 mil 49 millones. Sin embargo, en 2008 disminuyeron a 25 mil 135 millones de dólares; en el 2009, año de la crisis internacional, sumaron 21 mil 244 millones; mientras en el 2010, totalizaron 21 mil 271 millones. En contraparte, la OCDE señaló que México experimentó entre 2006 y 2009 un aumento de casi 60% en el número de inmigrantes permanentes, unas 24 mil personas, la mayoría de ellas procedentes de Estados Unidos, China, Guatemala, Colombia y Cuba.

Comentarios