El yerno de María Elena Morera fue baleado por esquivar un retén

martes, 12 de julio de 2011
CHILPANCINGO, Gro., (apro).- El asesinato del arquitecto Javier Serrano Orozco, pareja sentimental de la hija de María Elena Morera, fundadora de México Unido Contra la Delincuencia, se debió a que se negó a detener la marcha de su vehículo en un retén instalado por un grupo del crimen organizado, indican reportes oficiales. El crimen se registró pasada la medianoche de este lunes, cuando Serrano Orozco, de 28 años, y su amigo, Alejandro Sierra Roffe, de 27, salieron de un centro nocturno de Zihuatanejo en compañía de dos mujeres, identificadas con los nombres de Nayeli Pinza Pineda, de 27 años de edad, y Diana Noemí, de 19, ambas trabajadoras sexuales. El vehículo se dirigía a Ixtapa a bordo de una camioneta Chrysler tipo Town & Country, con placas de circulación 275RFG del Distrito Federal. Durante el trayecto, los tripulantes comenzaron a ser perseguidos por un comando que viajaba en un auto compacto sobre el bulevar que une el binomio turístico de Ixtapa-Zihuatanejo, ubicado en la región de la Costa Grande de la entidad. Un reporte oficial de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) indica que en la entrada de la zona hotelera de Ixtapa se encontraba un retén instalado por pistoleros que ordenaron a los tripulantes de la camioneta Town Country que detuvieran la marcha, pero estos se negaron e intentaron escapar. De esta forma, la persecución se intensificó y los sujetos armados dispararon contra la camioneta que era conducida por Sierra Orozco, quién impactó la unidad en el estacionamiento del hotel Park Royal, agrega el parte oficial. En el lugar, Serrano Orozco falleció de una herida de bala en el abdomen; su amigo y una sexoservidora resultaron con heridas de bala que no ponen en riesgo su salud y la otra mujer solo presenta golpes leve, indica el reporte de la dependencia estatal. Serrano Orozco es hijo del también arquitecto J. Francisco Serrano y pareja sentimental de la hija de la activista María Elena Morera. En el estado ya es común observar retenes irregulares instalados por sicarios a cualquier hora del día en las principales ciudades de la entidad, entre ellas Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco, Ciudad Altamirano y Zihuatanejo

Comentarios