Niega Peña Nieto albazo; se deslinda del grupo Expresión Política

martes, 12 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, se deslindó de la agrupación denominada Expresión Política Nacional (EPN). Negó que sea la plataforma de lanzamiento de su candidatura presidencial y también rechazó que el desayuno organizado el pasado jueves 7 en la casa de Gobierno, al que asistieron exgobernadores, legisladores federales y locales, alcaldes, dirigentes estatales y líderes sectoriales haya tenido la intención de iniciar una precampaña por la candidatura presidencial de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI). Peña Nieto confirmó que la agrupación EPN la dirige el diputado local Jesús Alcántara, pero insistió que no es una plataforma para sus aspiraciones presidenciales y sostuvo que no puede impedir que haya expresiones de solidaridad y apoyo a su persona. Añadió que así como EPN existen otras organizaciones que también le han manifestado su apoyo. Según Peña Nieto, “se distorsionó” lo sucedido la semana pasada en la Casa de Gobierno de Toluca. "Aquel encuentro fue solicitado por diputados federales a través del partido, pero nunca tuvo como objetivo iniciar una campaña o precampaña anticipada, era un espacio para tener acercamiento… y en el encuentro di algunas reflexiones de índole político; solamente eso", explicó. Peña Nieto evitó explicar por qué motivo a los asistentes se les impidió ingresar con teléfonos celulares y cámaras fotográficas, ni por qué fueron afiliados a la agrupación que, coincidentemente, lleva las mismas iniciales de su nombre. El mandatario mexiquense dijo que es respetuoso de los tiempos que marquen su partido y de la ley; aseguró que hasta que termine su mandato, el próximo 15 de septiembre, hará pública su decisión de si competirá o no por la candidatura del PRI a la Presidencia en el 2012. Proceso publicó en su edición 1810, actualmente en circulación un extenso reportaje de Jenaro Villamil bajo el título El albazo de Peña Nieto enciende focos rojos en el PRI. En este trabajo periodístico se detalla la reunión que a puerta cerrada sostuvo con 300 invitados "cuidadosamente escogidos" y que habría servido para marcar el arranque de su campaña rumbo al 2012.