Acusa a Mariel implicado en asesinato de catedrático de la UNAM: PGJDF

miércoles, 13 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El subprocurador de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Jesús Rodríguez Almeida, informó que Eduardo Adrián López Herrera, El Güero, implicado en el asesinato de un catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), acusó a Mariel Solís Martínez de ser su cómplice. De acuerdo con el funcionario capitalino, después de 10 meses de haber sido capturado, El Güero finalmente confesó su crimen y dijo que Mariel, de 23 años y estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, fue quien proporcionó la información para perpetrar el asalto. Los hechos ocurrieron en agosto de 2009, cuando dos asaltantes  ejecutaron a balazos al catedrático Salvador Rodríguez -integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM- e hirieron a su acompañante, Carlos Bustamante, por negarse a ser despojados de más de 34 mil pesos que habían retirado de una sucursal bancaria ubicada en avenida Copilco y Cerro de las Palomas, en la colonia Romero de Terreros. Meses después del homicidio fueron capturados Eduardo Adrián López Herrera y Luis Antonio Jiménez Chávez, autores materiales del asesinato, y luego de tres meses de investigaciones fue aprehendida Mariel Solís, acusada de haber proporcionado la información y características de las víctimas a los asaltantes. Mariel fue consignada al juez penal en turno del Reclusorio Oriente por su probable responsabilidad en los delitos de homicidio calificado, robo agravado y tentativa de homicidio. En entrevista con W Radio, el subprocurador capitalino afirmó que en cinco ocasiones el ahora sentenciado señaló a Mariel como su cómplice en el homicidio. “El 25 de junio de 2010 fue la primera acusación, posteriormente el 2 de julio y otra el 9 de julio de ese mismo año, luego tuvimos otras dos declaraciones el 2 de junio y el 8 de julio de 2011. Se le mostraron fotografías de la licencia e imágenes de ella ya detenida, así como del video, y en todas es constante, es decir que es la misma persona del 25 de junio de 2010”, explicó. Rodríguez Almeida comentó que cuando detuvieron a la joven, ella dijo llamarse Bertha y que vivía en la colonia Pénsil, pero la autoridad contaba con la información y fotografía de su licencia. Por separado, el primer visitador de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Mario Patrón, dijo que ya se abrió un proceso de investigación sobre el caso de Mariel, en respuesta a una queja interpuesta por sus familiares. En entrevista con Radio Fórmula, el funcionario de la CDHDF destacó que el primer dato que llamó su atención fue la exhibición de la estudiante en los medios. “Lo que nos parece que puede ser delicado en estos casos es que en la etapa en la que la Procuraduría aún está efectuando una investigación, es decir, cuando todavía no tiene todos los elementos de cargos para acusar a una persona, venga ya una exhibición en los medios como responsable de un delito”, fustigó. Eso, advirtió, puede generar una violación a su derecho a la presunción de inocencia y al debido proceso. En tanto, amigos y familiares de la acusada, quienes iniciaron una campaña de defensa en las redes sociales, afirman que Mariel estaba en su clase de idiomas el día y hora en que, según la PGJDF, se encontraba en el banco espiando a Rodríguez y Rodríguez, para luego dar la información a los asaltantes. Además, subieron dos fotografías: una de la sucursal bancaria donde se ve a una mujer, y otra en la que aparece Mariel en el mismo año y que no corresponde con las características de la primera imagen. El primer visitador de la CDHDF advirtió que aunque Mariel Solís ya fue consignada, el organismo continuará con su facultad de investigación, porque “lo que queremos determinar es si la detención, la investigación y posterior consignación se adecuaron a los principios de legalidad y básicamente al respeto de los derechos fundamentales de Mariel… Nuestra competencia no da para entrar al tema de la inocencia o culpabilidad”, aclaró. Por otra parte, la defensa de Mariel Solís solicitó el careo con Eduardo Adrián López Herrera, El Güero, autor material de este crimen y quien acusó a la estudiante de 23 años de ser su cómplice. La defensa que encabeza el abogado Rafael Heredia también mandó llamar a Luis Antonio Jiménez Chávez, El Sapo, quien participó en el asesinato del catedrático del Instituto de Investigaciones Económicas ocurrido en agosto del 2009, para que participe en el careo. Hoy se realizó una audiencia en el Juzgado 55 Penal del Reclusorio Oriente, donde la defensa de Mariel Solís ofreció testigos ante el juez y se relató la buena conducta que ha presentado la joven estudiante de Ciencias de la Comunicación.

Comentarios