Calderón y el PRI no logran acuerdo para periodo extra

jueves, 14 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de dos horas de reunión entre el presidente Felipe Calderón y el priista Francisco Rojas, coordinador de la bancada mayoritaria en la Cámara de Diputados, éste aceptó que hay “desacuerdos” que impiden convocar a un periodo extraordinario del Congreso de la Unión. Sin precisar en qué temas hay desavenencias o entre cuáles grupos políticos, el coordinador de los 237 diputados federales del PRI comentó que “hemos procurado crear grupos de trabajo adicionales para que podamos ir trabajando más rápido”. Al encuentro, que inició a las 14:30 y concluyó escasos 15 minutos antes de las 17:00 horas en un restaurante de Polanco, también acudió el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, quien al término de la reunión ofreció una breve rueda de prensa junto con los priistas. Por dicho partido asistió, además de Rojas Gutiérrez, el vicecoordinador Ramón Martel y el presidente de la Comisión de Presupuesto, el mexiquense Alfonso Navarrete Prida, por lo que es de suponerse que también se abordó el paquete económico 2012, que Calderón está obligado a enviar el 8 de septiembre. En la conferencia, Rojas Gutiérrez insistió lo que es regla elemental: sin dictámenes aprobados en comisiones no puede haber periodo extraordinario. Detalló que al Ejecutivo federal se le recordó que sin tales documentos no puede haber llamado, pero que hay algunos temas en los cuales se ha avanzado: “La reforma laboral, por ejemplo; otras que van más lento, como la de seguridad nacional, por las propias necesidades o actualidades que estamos viviendo; en la reforma política ya hay avances de consideración”, aclaró. Y reveló: “Todavía hay temas en los que no tenemos acuerdo y estaremos muy atentos en ir avanzando. Hemos procurado crear grupos de trabajo adicionales para que podamos ir trabajando más rápido”. Rojas Gutiérrez rechazó especificar cuáles son los temas en los que no hay acuerdo, aunque desde que se aprobó la reforma política en el Senado, de inmediato los diputados federales del PRI, encabezados por el gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto, rechazaron aprobar la reforma política. En el encuentro, Francisco Rojas le recordó que aunque se convocara a periodo extra y se aprobara la reforma política, las disposiciones de ésta ya no aplicarían a las elecciones de 2012, dado que la ley establece que tal aval se produzca un año antes de los próximos comicios. Luego de ello, Calderón Hinojosa aceptó que la reforma política no podrá ser aplicada en el proceso del año que entra. Las reformas pendientes en la Cámara de Diputados son: la laboral, política, de seguridad nacional, de lavado de dinero, de robo de combustibles, de asociaciones público-privadas, y ley anticorrupción y ejecución de sanciones. También, las reformas a la banca de desarrollo, de gastos fiscales y de arraigo y testigos protegidos. Y en el Senado están pendientes de aprobación las minutas de educación media superior, Policía Fronteriza, exención de ISR a pensiones y declaratoria sobre la constitución del “Estado laico”.

Comentarios