Acuerdan Colom y Calderón "investigaciones-espejo" contra criminales

miércoles, 27 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Los presidentes de México y de Guatemala, Felipe Calderón y Álvaro Colom, respectivamente, acordaron hoy integrar un mecanismo que permita indagar, mediante “investigaciones-espejo”, las actividades criminales relacionadas con trata de personas, tráfico de drogas, secuestro y extorsión a migrantes. En medio de diferentes actividades celebradas entre ambos mandatarios, la Presidencia de la República emitió un comunicado conjunto en el que dio a conocer los acuerdos que adoptaron en materia de energía, economía y desarrollo fronterizo, así como de seguridad y procuración de justicia. En el boletín se destaca el avance en las negociaciones entre la Procuraduría General de la República (PGR), y el Ministerio Público de Guatemala (MPG), cuyas titulares Marisela Morales y Claudia Paz se reunieron el pasado 15 de junio para integrar el Acuerdo sobre el Intercambio de Información y Experiencias para el Combate a la Delincuencia Organizada Trasnacional, el Narcotráfico y Delitos Conexos, que implica las mencionadas “investigaciones-espejo”. Durante la gira, el tema de seguridad y delincuencia organizada estuvo presente y, aunque el acuerdo para el intercambio de información no se ha concretado, los mandatarios se mantuvieron en pleno intercambio de elogios. De hecho, Colom Caballeros aseguró que se mantiene en constante comunicación con su anfitrión mexicano y que, según él, eso permite que se avance en “esa lucha tan desigual contra el crimen organizado”. “Los resultados están a la vista”, dijo el presidente guatemalteco. Por su parte, en la escalinata de la residencia oficial de Los Pinos, Felipe Calderón consideró que la frontera México-Guatemala debe ser un lugar de oportunidades y no de violencia e inseguridad. También consideró que la delincuencia organizada genera una problemática sin fronteras que demanda la cooperación mundial. A continuación, destacó la cooperación con Guatemala y el gobierno de Álvaro Colom. La agenda de Felipe Calderón estuvo prácticamente dedicada a la visita de Estado realizada por Álvaro Colom, quien estuvo en Los Pinos desde de las 10 de la mañana, cuando se celebró la ceremonia protocolaria de recepción, hasta poco después del mediodía, cuando Colom se dirigió al Senado de la República para reunirse con legisladores integrantes de la Comisión Permanente. En el Senado, el mandatario guatemalteco llamó a los países centroamericanos a mantenerse unidos contra la delincuencia organizada. Más tarde, durante el almuerzo de Estado celebrado en el Castillo de Chapultepec, Felipe Calderón otorgó, en grado de collar, la Orden del Águila Azteca a Álvaro Colom, esto es, la máxima condecoración que otorga el gobierno mexicano a un extranjero. En su discurso, el gobernante guatemalteco declaró que los criminales no lo quieren: “A mí no me quieren esos señores porque les hemos dado duro”, se ufanó. Entre los asistentes a la ceremonia de Chapultepec estaban el secretario de la Defensa, Guillermo Galván; de Marina, Francisco Sáynez, y la canciller Patricia Espinosa. Durante el acto, Calderón fue condecorado por Álvaro Colom, con la Orden del Quetzal.