Atacan con bomba 'molotov' auto de escoltas de alcaldesa en Nuevo León

miércoles, 27 de julio de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Desconocidos atacaron esta tarde con una bomba “molotov” una camioneta de los escoltas de Clara Luz Flores, alcaldesa priista de Escobedo, quien fue puesta a salvo durante el incidente en el que no hubo lesionados. La propia alcaldesa, quien presenta un avanzado embarazo, en su cuenta de Twitter dijo que ella y su bebé se encuentran en buen estado. Los hechos ocurrieron a las 16:30 horas cuando el convoy de seguridad llegaba a la casa de la edil, ubicada sobre la avenida Los Pinos del fraccionamiento del mismo nombre en este municipio, ubicado a 20 kilómetros al norte de esta capital. La camioneta de la alcaldesa ya había ingresado a la cochera cuando una persona no identificada descendió de un coche y arrojó una bomba “molotov” a una camioneta negra pick-up, integrante del equipo de seguridad de Flores. Mientras se incendiaba el vehículo, dos de los escoltas que lo ocupaban alcanzaron a salir para ponerse a salvo. Los agresores se retiraron en otro automotor sin que pudieran ser rastreados. En el interior quedaron armas y cartuchos que detonaron, minutos después del ataque, al ser alcanzados por las llamas. El 16 de marzo pasado, en la colonia Metroplex, de Apodaca, fue acribillado uno de los escoltas de Flores Carrales cuando llegaba a su casa. El general retirado Gerardo Miguel Ortiz fue asesinado mientras disfrutaba de su asueto. En Guadalupe, dos agentes de la policía municipal fueron atacados y heridos a balazos por personas que los interceptaron cuando circulaban en su patrulla pick up número 146. Cerca de las 13:00 horas, los uniformados -cuyos nombres no fueron revelados- circulaban por la calle Eloy Cavazos cuando fueron rafagueados por el frente y el lado del conductor. Al parecer, los chalecos antibalas salvaron a los policías, quienes recibieron varios impactos en las áreas protegidas. Los uniformados alcanzaron a repeler la agresión, sin que conozca si lesionaron a algunos de sus agresores.