Exige caravana proinmigrantes cese de secuestros masivos

miércoles, 27 de julio de 2011
ARRIAGA, Chis. (apro).- Ante unas 60 tumbas de inmigrantes muertos, la mayoría de ellos sepultados en fosas comunes del panteón municipal de esta ciudad costera, cientos de personas que participan en la Caravana Paso a Paso hacia la Paz exigieron al gobierno federal el cese de secuestros masivos de centroamericanos que cruzan el país con destino a Estados Unidos. En su segundo día de actividades en territorio mexicano, la caravana proinmigrantes hizo una escala en el panteón municipal, donde el párroco Heyman Vázquez Medina oró por el descanso de los inmigrantes muertos ante unos 300 familiares de las víctimas y activistas defensores de los derechos humanos. La marcha ingresó a la entidad por Ciudad Hidalgo, luego se trasladó a Tapachula y de ahí a esta ciudad, desde donde partió esta noche hacia Ixtepec, Oaxaca. En Arriaga los participantes de la caravana hicieron reclamos a los gobiernos de sus países de origen, así como al mexicano para que se respeten los derechos humanos de los inmigrantes centroamericanos que, en su búsqueda por encontrar un mejor futuro en Estados Unidos, terminan viviendo una pesadilla. En el panteón municipal, el sacerdote Heyman Vázquez, de la parroquia de Arriaga, quien a su vez dirige la casa del migrante Hogar de la Misericordia, recordó que desde hace nueve años que llegó a este lugar se dio cuenta de que los migrantes y su sufrimiento eran un fenómeno invisible, que eran víctimas de asaltos, robos, violaciones, asesinatos y de toda clase de atropellos a sus derechos humanos. Este mediodía, el tren –llamado también La Bestia– salió de Arriaga, con unos 300 inmigrantes colgados y con sus mochilas al hombro llenas de agua y comida, así como también impermeables y otros objetos que les ayudan a sobrellevar los riesgos y consecuencias de viajar como polizontes. Hay algunos inmigrantes que se atan de la cintura con una cuerda a los fierros del tren para evitar una caída en caso de dormir durante el trayecto o, bien, de un percance. En el momento en que el tren pasaba frente al panteón municipal, familiares –padres, madres y hermanos– y activistas oraban por los que nunca llegaron a su destino. Antes, familiares de los inmigrantes muertos procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador recorrieron las vías de donde parte La Bestia rumbo a Ixtepec. Durante la oración, el párroco Vázquez Medina se quejó de la “poca voluntad política” de los gobiernos, federal y estatales, con excepción, dijo, de Chiapas y Oaxaca, para atender la problemática que enfrentan los inmigrantes. Más de 2 mil inmigrantes por Chiapas a la semana   Mientras tanto, el consejero de la Comisión de Atención al Migrante del Consejo Estatal de Derechos Humanos de Chiapas, Mauricio Mendoza Castañeda, dijo que semanalmente ingresan por la frontera sur de México más de 2 mil inmigrantes, principalmente de Guatemala, El Salvador y Honduras, debido a que la crisis económica en Centroamérica se ha agravado. Al recibir a la Caravana Paso a Paso Hacia la Paz, destacó que pese a la violencia del crimen organizado y las políticas gubernamentales antiinmigrantes, los flujos migratorios no han disminuido. Por el contrario, aumentaron porque hay vagones de La Bestia que salen con un promedio de 70 personas. Agregó que tampoco han disminuido los abusos que padecen los indocumentados. Destacó que de enero a junio se han documentado 77 denuncias, la mayoría por abuso de autoridad, lesiones y extorsión cometidas por policías de este corredor fronterizo. El funcionario estatal reconoció que los principales agresores de inmigrantes siguen siendo agentes del Instituto Nacional de Migración que han acumulado 44 denuncias, seguidos de policías rurales que ven al migrante como objeto de agresión. En cuanto a defunciones, manifestó que en Chiapas se han documentado un promedio de dos a cuatro fallecimientos semanales en los últimos dos meses, “lo que significa que los riesgos de viajar en tren son muy altos”. La caravana que salió de Centroamérica su recorrido en Ixtepec, Oaxaca, así como Coatzacoalcos, Medias Aguas, Tierra Blanca, en Veracruz y en el Distrito Federal. Por su parte, el procurador de Justicia del estado, Raciel López Salazar, expresó su preocupación por la actividad delictiva que se genera en la frontera sur contra los indocumentados. La frontera sur, agregó, “muy porosa y sin vigilancia; tiene la puerta cerrada cuando todas las ventanas están abiertas, lo que la hace muy peligrosa”. Hizo hincapié que en Chiapas sólo tienen el reporte de dos secuestros masivos, uno en Palenque, donde fueron bajados del tren 51 inmigrantes que posteriormente fueron rescatados, aunque de ellos dos murieron. El otro, ocurrió en Pichucalco, donde fueron plagiados 16 indocumentados. Relator de la CIDH se reúne en Oaxaca con la Caravana El relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para los trabajadores migratorios y sus familias, Felipe González Morales, recibió esta noche a la caravana centroamericana de familiares de desaparecidos en México “Paso a Paso Hacia la Paz”. Adelantó que al término de su visita al país, la CIDH emitirá una serie de observaciones y, posteriormente, un informe acabado sobre México que abarcará distintos aspectos como secuestros y asesinatos de inmigrantes; sus condiciones migratorias, la participación de la sociedad civil, así como la reciente Ley de Migración y su reglamentación. Antes de escuchar los testimonios de  algunos casos de los 160 integrantes de la caravana provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala, el relator de la CIDH manifestó que el interés de la Comisión es que se garanticen los derechos a los inmigrantes en México. Explicó que su visita a México, y a Oaxaca en especial, tiene como fin preparar un informe sobre la situación de los inmigrantes, tanto de los mexicanos que son repatriados, como de aquellos que provienen de otros países y atraviesan por territorio oaxaqueño y otras entidades; la aplicación de las leyes y la participación de la sociedad civil, entre otras cosas. También mencionó que hay preocupación por los asesinatos masivos ocurridos en el país. Al respecto, destacó que tanto el gobierno federal como los gobiernos estatales, cada uno en el ámbito de su competencia, tienen el deber de investigar, sancionar y evitar que sigan cometiéndose este tipo de delitos. Por el momento, dijo que su misión es observar la situación de los inmigrantes y asegurar el respeto a sus derechos. Agregó que se reunió con autoridades del Distrito Federal y de Oaxaca; posteriormente lo hará con las de Chiapas, Veracruz y Tamaulipas. “Esto, con la finalidad de formular, la próxima semana, recomendaciones a las autoridades mexicanas y saber, desde ustedes mismos (los familiares de los desaparecidos), qué es lo que necesitan  y qué pasos concretos debemos de dar nosotros para que podamos transmitirlo a los gobernantes estatales y federales”, explicó. “Para nosotros es muy importante escuchar de primera mano los testimonios de los inmigrantes (porque) lo que buscamos es que se garanticen los derechos a los migrantes y para ello se formulará una serie de recomendaciones”, agregó. La finalidad es que las autoridades gubernamentales “fortalezcan su política, que la policía actúe de manera eficaz, prevenir la violación a los derechos humanos, que los jueces actúen de manera diligente y para proteger la vida del personas como el sacerdote Alejandro Solalinde”. Antes, el gobernador Gabino Cué Monteagudo refrendó ante el relator de la CIDH su voluntad y compromiso de defender las garantías fundamentales  de los indocumentados, no sólo de los oaxaqueños, sino también de quienes provienen de otras naciones y cruzan por el territorio estatal. Adelantó que en breve se pondrá en funcionamiento un consorcio consular, espacio que albergará  a las representaciones consulares de Guatemala, El Salvador y Honduras, entre otras naciones de las que provienen grupos de inmigrantes que cruzan por Oaxaca.

Comentarios