Ignoraba gobierno operativo 'Rápido y Furioso': Poiré

miércoles, 27 de julio de 2011 · 18:26
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, rechazó hoy que el gobierno de Felipe Calderón haya tenido conocimiento previo del operativo estadunidense “Rápido y Furioso”, a través del que ingresó a México un arsenal de cuando menos 2 mil armas de asalto y 500 rifles de precisión. La agencia Apro informó el martes 26 que, en una audiencia del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, William Newell, agente especial que estuvo a cargo en Phoenix, Arizona, de la Oficina de Alcohol, Drogas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por su siglas en inglés), declaró que las autoridades mexicanas estaban enteradas de “Rápido y Furioso” desde 2009, y que incluso recibieron informes durante 2010 y 2011 en torno al operativo. Las declaraciones de Newell fueron refutadas de inmediato por otros agentes y funcionarios de la ATF, en tanto en México, esta mañana, Alejandro Poiré reiteró que el gobierno mexicano no tenía conocimiento del trasiego de armas como parte del polémico operativo y que, de haberlo sabido, se hubiera impedido. “Por supuesto que no teníamos conocimiento de los aspectos que se mencionan sobre la presunta autorización de trasiego de armas como parte de esa operación. Y que, por supuesto, si hubiésemos tenido noticias al respecto, lo hubiésemos impedido y hubiésemos reclamado al respecto”. Evidentemente, advirtió, “estaremos muy atentos a la conclusión de las investigaciones que se están llevando en las distintas instancias estadunidenses y tenemos que seguir avanzando en los distintos instrumentos que nos permitan, no solamente de nuestro lado de la frontera ser cada vez más exitosos en la confiscación y la detención de armas ilegales sino, por supuesto, también desde una perspectiva bilateral”. Aparte de las investigaciones que realizan las autoridades estadunidenses, añadió Poiré, en México hay una indagación sobre lo ocurrido con “Rápido y Furioso” que, a decir del jefe de la ATF en México, Carlos Canino, permitió que se armara a “todo un regimiento” al servicio del cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán.