Se oponen productores a incluir proteína de soya a la leche

miércoles, 27 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, denunció que el titular de la Secretaría de Economía (SE), Bruno Ferrari, estudia la posibilidad de agregar proteína de soya a la leche que ingieren los menores, como lo han pedido los industriales. Sin embargo, advirtió que, “comparada con la leche, la proteína de soya es de baja calidad y daña los riñones, sin considerar que la extracción se hace a través de un proceso que utiliza sosa, lo que genera aminas, un derivado del amoniaco”. Si esa iniciativa se concreta, “se daría el tiro de gracia a más de 10 mil familias a quienes se les entrega leche de la mejor calidad sanitaria y nutricional”, agregó. González Muñoz adelantó que exigirán a Bruno Ferrari que “frene la estafa que hacen las industrias deshonestas”, y demandó que las fórmulas lácteas se escriban en los envases. Asimismo, urgió a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) elaborar normas que regulen el sector. “Tal parece que la SE entiende que los alimentos se producen en las fábricas o laboratorios, y creemos que es esta la razón por la que han permitido la adición de sustancias dañinas a la salud o productos similares que se venden en cualquier mercado”, puntualizó Álvaro González. Y lamentó que las políticas públicas lecheras del país estén “orquestadas por empresarios sin escrúpulos, en agravio de más de 700 mil productores”, quienes incluso han tenido que emigrar a otro país en busca de una mejor vida. Como ejemplo mencionó la condonación del impuesto compensatorio por más de 4 mil millones de dólares durante el periodo de desregulación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre 1994 y 2004, cuando los productores mexicanos “fuimos marginados para poder paliar la producción de leche e importación de la misma, así como sus derivados”, señaló. De entonces a la fecha, subrayó, han quebrado más de 600 mil productores, casi 50% del total, con lo que “sólo quedan 150 mil dueños de establos, los cuales aportan 50% de la leche que se produce en el país y tienen más de 550 mil empleados”.

Comentarios