Renuncian cinco periodistas de 'Notiver' por la inseguridad en Veracruz

jueves, 28 de julio de 2011
VERACRUZ, Ver. (apro).- Luego del asesinato de Miguel Ángel López Velasco y Yolanda Ordaz de la Cruz, cinco reporteros del periódico Notiver renunciaron y abandonaron la ciudad ante la falta de garantías para ejercer su actividad y salvaguardar su integridad física y la de sus familias. En la edición de hoy, el periódico dio a conocer la determinación tomada por sus trabajadores, misma situación que, aseguró, también está ocurriendo en otros medios de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, algunos de los cuales, incluso, han suspendido las guardias nocturnas ante la inseguridad que prevalece en la región. En una nota destacada en primera plana, el rotativo subrayó: “Huyen de la ciudad reporteros de medios de comunicación, de televisoras, radio y prensa escrita”, entre ellos, “cinco de Notiver ante la incapacidad de las autoridades locales y estatales de garantizar la integridad física de ellos y sus familias”. El exilio de los trabajadores de este periódico ocurre después del asesinato de su compañera Yolanda Ordaz, cuyo cuerpo decapitado fue hallado la madrugada del lunes pasado, después de 48 horas de haber sido reportada como desaparecida. El tronco fue tirado en una banqueta de la calle Habaneras, sobre la avenida Adolfo Ruiz Cortines, en Boca del Río. El crimen de Ordaz se sumó al del subdirector del mismo periódico, Miguel Ángel Velasco, quien fue ejecutado junto con su esposa Agustina Solana y el menor de sus hijos, Misael, la madrugada del 20 de junio pasado mientras dormía en su propio domicilio, sin que hasta el momento la PGJ haya avanzado en las investigaciones. Ante la situación de inseguridad que prevalece para el ejercicio periodístico, en la misma nota hoy Notiver subrayó que algunos medios de la zona conurbada “han desmantelado la sección policiaca, debido a la desbandada de reporteros encargados de cubrir la fuente”. De hecho, sin precisar nombres, el mismo rotativo refirió que se ha reportado el caso de un periodista que tuvo que ser sacado del estado en un helicóptero federal y protegido por militares “con destino desconocido”. Ante esta serie de acontecimientos, hoy el legislador panista Fernando Yunes Márquez, ante el pleno legislativo exigió la renuncia del titular de la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE), Reynaldo Escobar Pérez. En la tribuna, el también presidente de la Comisión de Procuración de Justicia del Congreso local refirió que Veracruz “está de luto” una vez más y, los comunicadores, como nunca antes, “se encuentran en situación de peligro, vulnerables y sin protección de parte de las autoridades”. “El ejercicio de su libre profesión está en peligro y esto no lo podemos permitir, y como representante popular exijo resultados prontos para la investigación de los asesinatos de seis periodistas que han sido asesinados de manera violenta”, subrayó. Luego de la muerte de López Velasco y su familia, el 23 de junio pasado, como presidente de dicha comisión, “solicité al procurador, mediante oficio, que se formara una comisión con representantes del gobierno y de la sociedad civil para darle seguimiento puntual a las investigaciones, pero la respuesta fue un silencio encubridor”. El lunes pasado, dijo, ocurrió el lamentable asesinato de otra periodista del mismo periódico, “la situación no puede ser peor, pues la inseguridad se ha extralimitado, la estructura gubernamental está rebasada, los delincuentes recorren a sus anchas el estado cometiendo crímenes atroces que atemorizan a todos los veracruzanos”. Ante ello, subrayó, “exijo de manera categórica la renuncia de Escobar Pérez, no sólo por su clarísima incapacidad para detener la ola de violencia que sufre nuestro estado, sino por la enorme irresponsabilidad con la que emite declaraciones sin sustento, sin previa investigación, emitiendo juicios a priori y amedrentando una vez el trabajo de los periodistas”. De esta manera, cuestionó lo dicho por Escobar Pérez al ligar a la reportera asesinada con el crimen organizado, “dando por hecho situaciones sin fundamento, con juicios y calumnias irresponsables en una actitud cínica que no veíamos de los peores tiempos del régimen priista en México”. “El señor Escobar buscó, amenazó y amedrentó a los comunicadores que estaban haciendo su trabajo, y a pesar de no contar con ninguna prueba de peso, aseguró de manera irresponsable que este tipo de hechos deplorables –la muerte de Ordaz– nada tienen que ver con el ejercicio de la profesión del periodista”, agregó Yunes Márquez. Al insistir sobre la renuncia de Escobar Pérez, el panista subrayó que la autoridad es quien debe garantizar seguridad y justicia, ya que en este tema no hay margen de error ni tiempo que valga, “pues los resultados se deben ver todos los días y la actitud del procurador debe ser de servicio a la ciudadanía”.

Comentarios