Acusan a gobernador de Jalisco de violar la ley por homenajear a Sandoval Íñiguez

viernes, 29 de julio de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- El gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, criticó hoy el “laicismo excluyente e intolerante” que impera en México, en donde no se respeta la libertad religiosa. Al encabezar el homenaje que el gobierno de Jalisco rindió hoy al cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo de Guadalajara, el gobernador González Márquez lamentó que “desgraciadamente en México no hemos podido transitar a un Estado donde se respete la libertad religiosa y, al contrario, en aras de un laicismo excluyente en forma de intolerancia malinterpretamos. La laicidad no debe ser un vacío de identidades religiosas”. A pesar de las críticas de organizaciones ciudadanas y partidos políticos de izquierda, el gobierno de Jalisco realizó en el Teatro Degollado el homenaje al cardenal Juan Sandoval Iñiguez, quien en pocas semanas dejará su cargo en la Arquidiócesis de Guadalajara. Ante un abarrotado recinto que recibió a políticos, líderes empresariales y rectores de universidades, el cardenal recibió un reconocimiento de manos del gobernador Emilio González Márquez, quien dijo que el purpurado es un personaje que ha hecho mucho por Jalisco. “Es un líder espiritual y ejemplo a seguir que lucha por un Jalisco más justo”, consignó. González Márquez equiparó a Sandoval con personajes católicos de la talla de fray Antonio Alcalde, Cabañas y Garibi Rivera y señaló que su trabajo por los más pobres quedará grabado en la historia de Jalisco. En la Plaza Liberación se instalaron 4 mil sillas para que los fieles católicos atestiguaran el evento, que consistió en un concierto de la Filarmónica de Jalisco y la entrega del pergamino. Luego del recital, el cardenal Sandoval dirigió un mensaje: “Agradezco su cariño, y estoy muy emocionado pero no lo merezco, la que lo merece es la Iglesia de Guadalajara que indignamente represento. Me educaron en no pedir y no rehusar, y por eso acepto este reconocimiento”, dijo. Entre los asistentes estuvo el nuncio apostólico en México, Cristopher Pierre, así como el secretario de Gobierno de Jalisco, Fernando Guzmán Pérez Peláez. Luego del mensaje se ofreció una cena en honor al cardenal en el patio mayor del Instituto Cultural Cabañas. Sin embargo, no faltaron las manifestaciones contra el homenaje de parte de asociaciones ciudadanas que argumentan que el gobierno de Jalisco atentó contra la laicidad del Estado al financiar con dinero público el homenaje. Jaime Hernández Ortiz, de la Coordinadora 28 de Mayo, señaló que el homenaje viola la ley, pues el gobernador no puede premiar méritos religiosos, sino solamente los literarios, culturales, cívicos, laborales, científicos y deportivos. “Ninguno de ellos cumple el cardenal”, aseguró. Al menos seis asociaciones ciudadanas fueron las que se manifestaron, a pesar de que el homenaje fue reprogramado de las 17:00 horas a las 19:00 para evitar a los manifestantes. Entre los quejosos estaban la Asamblea de Redes y Movimientos Sociales de Jalisco, la Coordinadora 28 de Mayo, Codise Imdec, Nueva Patria y defensores de la diversidad sexual, con quienes el cardenal ha tenido enfrentamientos. “Cardenal apoyaste el fraude del 2006”, decían sus cartulinas. “Si Juárez viviera qué chinga les pusiera”, gritaban. Las marchas contra el cardenal continuarán el sábado, según anunció Isidro García Bañuelos, director del Comité Lésbico Gay de Occidente A.C. (Colega).

Comentarios