No estaba en mis manos evitar crisis económica: Calderón

viernes, 29 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón aseguró hoy que pese a la crisis económica jamás vista, su gobierno pudo contener la pobreza extrema. La declaración del Ejecutivo ocurrió horas después de que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer que el número de pobres se incrementó en 3 millones 200 mil personas entre 2008 y 2010, por lo que hasta el año pasado el país contaba con 52 millones de pobres, lo que muestra que los indicadores de pobreza aumentaron 6.5%. Durante una comida con los alcaldes panistas del país, realizada en Campo Marte, Calderón aprovechó para referirse a la crisis y su manejo, y emitió un mensaje partidista en el que habló de los valores humanistas de los gobiernos de Acción Nacional que, dijo, han “encabezado la lucha por transformar México”. En su discurso, con citas de José Ángel Conchillo y marcada por los postulados ideológicos del PAN, el mandatario federal aseguró que su partido combatió la corrupción y la impunidad en el pasado, y afirmó que fueron los gobiernos humanistas los que hicieron posible la transparencia en el país. Posteriormente, como acostumbra en casi todos sus discursos, defendió su política de seguridad. Sin embargo, esta vez se centró en la defensa de su gobierno ante los indicadores de pobreza presentados por el Coneval, al señalar que le duele la caída en el ingreso de los mexicanos, pero que no estaba en sus manos evitar la crisis. "Ciertamente, no estaba en nuestras manos, no podíamos hacerlo, evitar que ocurriera esa crisis internacional. No está en nuestras manos ni los mercados de materias primas ni los grandes negocios de las compañías financieras internacionales y menos el gasto, a veces irresponsable, que se ejerce en algunas potencias", puntualizó. De acuerdo con Calderón, una crisis internacional como la de 2008 jamás se había visto, y subrayó que gracias a la responsabilidad con la cual su gobierno  humanista se condujo, México no tiene los efectos terribles que sufren las economías más desarrolladas. Debido a ese manejo, añadió, la pobreza extrema se contuvo. Y agregó que los indicadores del Coneval demuestran que con todo y crisis se redujeron carencias en el país en materia de salud y seguridad social, tras lo cual presumió las inversiones en hospitales y servicios médicos. Calderón insistió que su gobierno neutralizó los efectos de la crisis, aunque reconoció que el ingreso de los mexicanos se ha reducido. “Nos duele que muchas familias han tenido que hacer grandes sacrificios para salir adelante en medio de la adversidad de la crisis”, apuntó. Inmerso en su descripción de obras e inversiones, con el mismo toque partidista añadió: “Quiero decirles, además, que me preocupan, muy en especial, los mexicanos que viven en la peor pobreza, en la extrema. Las comunidades que por décadas han quedado injustamente al margen del progreso. “Pero también, debemos estar conscientes y debemos señalarlo con claridad, que desde el inicio de los gobiernos humanistas nos hemos puesto como prioridad abrir oportunidades de progreso para todas esas familias. Sí, efectivamente, las familias han sido golpeadas en su ingreso, pero también estos gobiernos, como ningún otro, nos hemos preocupado por ampliar el apoyo a las familias más pobres”, insistió.

Comentarios