Advierte CIDH al gobierno que irá hasta el final para aclarar desapariciones de migrantes

TIERRA BLANCA, Ver. (apro).- El relator de la Comisión Interamericana para los Trabajadores Migratorios y su Familias, Felipe González Morales, advirtió al gobierno mexicano que la CIDH, dependiente de la Organización de Estados Americanos, “va actuar hasta el final para que se esclarezcan las desapariciones (de migrantes centroamericanos)” cometidas en territorio nacional para que se tomen las medidas respectivas. En ese sentido, adelantó que el próximo martes dará a conocer las recomendaciones al gobierno federal y a las autoridades estatales involucradas en el tema de migración, que a decir de caravana “Paso a Paso Hacia la Paz” deja como botín al crimen organizado 50 millones de dólares cada año por comerciar con las víctimas. Respecto a las medidas cautelares solicitadas para los familiares de migrantes desaparecidos o secuestrados, informó que “están pendientes de discusión” las peticiones y que en breve darán respuesta a los 160 hondureños, salvadoreños y guatemaltecos que, con fotografía en manos, claman la presentación con vida de sus parientes. Hizo hincapié en que con la ayuda de los cónsules de los países centroamericanos involucrados en las desapariciones y secuestros, el gobierno asuma su responsabilidad ante el problema que enfrentan los más de 400 mil migrantes que transitan por territorio mexicano cada año. Antes, alrededor de mil integrantes de la caravana “tomaron” la vieja estación del ferrocarril de Tierra Blanca donde realizaron una protesta por los más de 20 mil migrantes secuestrados cada año al grito de “No somos delincuentes, somos trabajadores internacionales”, “no más secuestros”, “no somos uno, no somos cien, gobierno corrupto cuéntanos bien”, fueron las frases que repitieron de manera incesante. Algunos en los vagones de La Bestia y otros sobre los rieles de la vía del ferrocarril, con orgullo y dignidad entonaron el Himno Nacional de sus respectivos países y pidieron a Los Zetas y al crimen organizado se condolieran de su dolor y tragedia y liberaran a sus parientes. Minutos más tarde, la caravana conformada ya por 14 autobuses, además de camionetas y otros vehículos, realizaron una marcha hacia el auditorio del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana, dirigido por el “cacique sindical”, Víctor Flores Morales. En el trayecto por las calles de esta ciudad donde confluyen las dos rutas de La Bestia que es utilizada como transporte por los migrantes, el padre Alejandro Solalinde, coordinador del albergue Hermanos en el Camino en ciudad Ixtepec, volvió arremeter contra las instituciones y ahora acusó al Ejército Mexicano de haber sido infiltrado por el narcotráfico. Se pronunció por que se realice una reforma en el Ejército Mexicano porque aunque “no es un ejército malo, ni sanguinario, quitarles el fuero no es suficiente”. Recalcó que Ejército Mexicano “se ha anquilosado y tiene que adaptarse a los derechos humanos y a la persona humana”. Afirmó que “el Ejército es una institución que no le han metido mano, no se ha reformado, el quitarle fuero no significa nada (porque) adentro de ella siempre hemos sabido que hay infiltración para el narcotráfico pero también sabemos que la conciencia no importa mucho”. Desde este lugar donde –a decir del prelado– han sido secuestrados impunemente, han sido golpeados, asesinados los migrantes o inducidos a la prostitución o la trata de persona. Recalcó que en el negocio “Los Zetas no están solos, están prendidos de funcionarios corruptos, eso nos queda claro por eso el gobierno debe de saber que ya no vamos a permitir más secuestros”. Finalmente insistió que “ha fallado la familia que no les dio amor, ha fallado la escuela que se ha dedicado a la grilla, ha sido botín electoral, ha fallado la Iglesia que no se ha dedicado al 100 por ciento a evangelizar, ha fallado el gobierno por corrupto y porque no le importa los seres humanos”. La caravana cumplió ocho días que salió de Honduras, pasó por El Salvador y Guatemala y ha recorrido los estado de Chiapas, Tabasco, Oaxaca  y Veracruz, para luego partir al estado de Puebla y llegar el lunes 1 de agosto al Distrito Federal.

Comentarios