Abate la Armada a socio de "El Chango", en Aguascalientes

lunes, 4 de julio de 2011
AGUASCALIENTES, Ags. (apro).- Un exagente de la Policía Ministerial, identificado como cabeza de un cártel local denominado La Oficina, al que se vincula con La Familia Michoacana, murió hoy durante un enfrentamiento contra elementos de la Marina Armada de México en Aguascalientes, capital del estado del mismo nombre. En un operativo encabezado por elementos de la Marina Armada en un fraccionamiento residencial al poniente de esta ciudad fue localizado el exagente Nicolás Mora Ovando, El Nico. Mora Ovando fue acribillado al enfrentarse con los agentes, indicó la Procuraduría de Justicia del estado en un comunicado. A este exagente de la Policía Estatal –quien también fue preventivo en la capital-- se le atribuyen secuestros, ejecuciones y la aparición de varios decapitados en las últimas semanas en la capital del estado, al frente del grupo delictivo referido. El Nico se encontraba en una casa de seguridad del fraccionamiento Porta Cantera, acompañado por su pareja sentimental, dos niños y dos adultos mayores, quienes supuestamente fueron utilizados por exministerial para cubrirse durante la balacera, aunque todos fueron rescatados ilesos. Versiones extraoficiales relacionan a Mora Ovando con Jesús El Chango Méndez, uno de los jefes de la Familia Michoacana, quien fue capturado en esta entidad el 21 de junio, y a quien habría dado refugio para ocultarse en una de sus casas de seguridad, en los límites de Jalisco con Aguascalientes. Mora Ovando ya era buscado por las autoridades federales y estatales por diversas órdenes de aprehensión, según detalló la Procuraduría. El operativo con el que se pretendía su captura comenzó cerca de las dos de la tarde, con un despliegue de infantes de la Marina, Policía Federal y agentes estatales que llegaron hasta una de las residencias del fraccionamiento Porta Cantera, y la utilización de un helicóptero y francotiradores. Al acercarse a la residencia –ubicada en una privada-- los elementos de las corporaciones se enteraron de que El Nico estaba acompañado de su pareja, los papás de ella y dos menores de edad. “Nicolás Mora comenzó a disparar en contra de sus captores, poniendo en peligro la vida de sus familiares, llegando al extremo de cubrirse con su concubina y su menor hija”, reportó la PGJ. Tras la muerte del presunto delincuente durante el enfrentamiento, se le encontró un arma calibre 9 milímetros. En una conferencia de prensa que ofreció esta noche, el Procurador Felipe Muñoz mencionó la posibilidad de que agentes de alguna corporación estatal hayan colaborado con El Nico, por lo que aseguró que se efectúa una investigación “y procederemos en contra de ellos”. (Con información de Verónica Espinosa)