Ejército mata a 13 presuntos sicarios en Tamaulipas

lunes, 4 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Autoridades policiales de cuatro entidades del país reportaron la muerte de al menos 22 personas en un inicio de semana marcado por la violencia en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado. Sólo en Tamaulipas, 13 presuntos delincuentes perdieron la vida luego de un enfrentamiento a balazos con elementos del Ejército en la zona rural de Río Bravo. Los soldados realizaban reconocimientos en el poblado Atizapán de Zaragoza, municipio de Río Bravo, cuando fueron agredidos a balazos por hombres armados, por lo que repelieron la agresión. En el lugar de los hechos los militares localizaron un predio donde había una casa semiabandonada y siete vehículos cargados con armamento, ropa y diversos objetos. En el interior del domicilio fue detenido Luis David Martínez Reyes, quien de inmediato fue puesto a disposición del Ministerio Público federal. El detenido portaba un rifle AK-47, por lo que fue recluido en el Centro de Ejecución de Sanciones de Reynosa. En Chihuahua, esta mañana fue localizada la cabeza de un hombre frente a la alcaldía de Guadalupe, Distrito Bravos, en el Valle de Juárez. Los demás restos humanos de la víctima, que permanece en calidad de desconocido, fueron arrojados en el kiosco de la plaza, a unos metros de donde se encontró la cabeza. En la misma entidad, un grupo de sicarios tiroteó a cuatro mujeres y a un menor, de los que dos murieron y los demás resultaron heridos de gravedad, en la ciudad de Chihuahua. Según el reporte, los atacantes descendieron de un auto compacto y dispararon sus armas contra las mujeres frente a una clínica de esta ciudad y lograron huir. Mientras, la ola de violencia en Guerrero no cesa: tres jóvenes descuartizados, entre ellos un menor de edad, fueron localizados esta madrugada en el portamaletas de un taxi en Acapulco; en tanto, en Taxco, el grupo delictivo La Familia tapizó la ciudad turística con ‘narcomantas’. El primer hecho se registró cerca de la una de la mañana de este lunes, sobre la avenida Cuauhtémoc, a la altura del Maxitúnel, donde fue abandonado un taxi amarillo, modelo Tsuru con placas 2201FFY, indica un parte de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil (SSPPC). En el interior del vehículo fueron dejadas tres bolsas con los restos desmembrados de las víctimas, las que fueron identificadas como los hermanos Fidencio y Michel Sebastián, de 25 y 16 años, y el primo de éstos, Guadalupe Flores García, de 18. Los jóvenes desmembrados son hijos y sobrino de Fidencio García Santos, policía municipal de Acapulco, señala el parte oficial. En la ciudad platera de Taxco se reportó el hallazgo de ocho narcomantas en los barrios de El Gigante, La Garita, Los Arcos, Chorrillo, Zócalo y en el punto conocido como El Campamento. En las mantas, La Familia michoacana denuncia a miembros de un grupo antagónico con el que disputa las plazas de Taxco, Iguala y Chilpancingo. El mensaje advierte: "A la Ciudadanía taxqueña, estos son los nombres de la gente que apoyan a Los Rojos, hicieron la matanza de gente inocente en esta ciudad: la Muñeca, el Cepillo, el Iliyo, el Cacas, el Maya, el Moy, Marcos Venavides, el Cebollas, el Cheko, el Kirris, la Flor y la Mija. Ya estamos bien plantados para cuidar de su seguridad, corporaciones policiacas y ejército no se dejen engañar. Atte. La Familia Michoacana". La colocación de narcomantas en Taxco ocurre a unas horas de que, al sur de Chilpancingo, soldados del 41 batallón de Infantería abatieran a tres sicarios vinculados al grupo delictivo de Los Rojos, que mantienen su bastión en la capital guerrerense. Y en Durango, el hallazgo de dos hombres ejecutados y el asesinato de uno más marcaron el inicio de la semana en la entidad; los homicidios se registraron en distintos puntos del estado sin que hasta el momento se reporte la detención de presuntos implicados en los homicidios. En Nombre de Dios, a 60 kilómetros de la capital, fue encontrado el cadáver de un hombre asesinado a golpes. El fallecido fue abandonado cerca del poblado Rojas, en el ejido San Marcos. Tenía entre 40 y 45 años y permanece sin identificar. Otro cuerpo fue tirado en la zona centro de la ciudad serrana de El Salto, cabecera municipal de Pueblo Nuevo; de acuerdo a la necropsia, murió a causa de asfixia por estrangulación, sin que hasta el momento se ubique a sus agresores. Sus familiares lo identificaron como Juan Ramón Rivera, de 20 años. Cerca de ahí, en la colonia Obregón, David Daniel Dévora Duarte, de 29 años, fue asesinado por desconocidos. Fue trasladado aún con vida al hospital local, donde murió a causa de heridas de arma blanca.

Comentarios