Insta la ACNUDH a reconocer legalmente derechos de pueblos indígenas

martes, 5 de julio de 2011
OAXACA, Oax., (apro).- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, manifestó su preocupación por el impacto que tienen los proyectos de desarrollo en tierras y territorios indígenas del país, particularmente en este estado del sur de la nación. De visita en esta capital, la funcionaria de la ONU exhortó al gobierno de Oaxaca, que encabeza Gabino Cué, a reconocer explícita y legalmente los derechos de los pueblos indígenas. Además, sugirió realizar consultas y buscar un consenso libre e informado cuando se hable de desarrollo económico. Pillay hizo hincapié en que la consulta es una obligación legal para los estados mexicanos en todos los niveles, así como una herramienta clave para el diálogo y el entendimiento mutuo. La titular de ACNUDH consideró que una mayor participación en procesos de toma de decisiones, incluyendo la arena política, sin duda ofrecerá mayor información sobre los derechos de los pueblos indígenas a los distintos actores con los cuales aquellos interactúan hacia un mayor gozo de sus derechos. Tras escuchar a representantes de los pueblos indígenas zapoteco, mixteco, triqui, huave, mixe, chocholteco y amuzgo, quienes le entregaron un diagnóstico sobre sus problemas y demandas, Navy Pillay prometió tomar “seriamente” el documento para “tratar de ayudarlos plenamente”. La funcionaria de la ONU manifestó que la promoción y la protección de los derechos de los pueblos indígenas “seguirán siendo una prioridad clave en mi oficina”. En especial, puntualizó, “promovemos y usamos la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas como nuestro marco para seguir adelante en el avance y protección” de los mismos. La declaración de la ONU, resaltó, brinda reconocimiento a los derechos colectivos e individuales de los pueblos indígenas, que se derivan de los principios de igualdad y autodeterminación. Además, agregó, reafirma un gran número de derechos para los pueblos, incluyendo el autogobierno, autonomía, participación, consulta y acuerdos, herencia cultural y espiritual, tierra, territorio y recursos naturales, desarrollo y servicios sociales. También reconoció que “una cosa es el haber proclamado la declaración y otra muy distinta es ver su puesta en práctica, (y) aun cuando ha habido avances en muchos países en cuanto a la puesta en práctica de la declaración, mucho queda por hacer”, admitió. Navi Pillay insistió que la instrumentación de la declaración debe hacerse a nivel local mediante esfuerzos de cooperación entre grupos indígenas, autoridades gubernamentales y la sociedad en general, y en eso, dijo, el estado de Oaxaca tiene un papel fundamental. Al referirse a las mujeres, señaló que la salud de una nación “en gran medida se debe al nivel de avance en su población femenina”, de manera que “si se educa a una mujer, se educa a toda una sociedad”, puntualizó. Luego de recordar que ella misma sufrió discriminación en Sudáfrica, reconoció que las mujeres indígenas se enfrentan a dos tipos de discriminación, como indígenas y como mujeres, por lo que exhortó a todos los órdenes del gobierno y la sociedad a renovar el compromiso para mejorar la situación de las mujeres y promover su participación política y su liderazgo. Finalmente, destacó que “aún existe un largo camino en la sociedad no indígena para lograr la igualdad de género”, aunque los pueblos indígenas –agregó– “necesitan todavía darle un papel más preponderante con las mismas bases que a los hombres”. Durante su participación, el gobernador Gabino Cué reafirmó su compromiso con los pueblos y comunidades, tal como lo establece el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016 que ubica ese tema como el eje transversal en las políticas públicas, al igual que los derechos humanos. Cué reconoció que Oaxaca vive una deuda histórica con ese sector, porque por muchas décadas, dijo, los pueblos indígenas han vivido en un contexto de exclusión, pobreza e injusticia. Sin embargo, añadió, “mi gobierno hace propia la filosofía y preceptos reconocidos por la declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas para protegerlos de la injusticia e inequidad, y liberarlos de toda forma de discriminación”.

Comentarios