Reacciona AMLO: no perdí, ganó la mafia

martes, 5 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Andrés Manuel López Obrador, se deslindó de la derrota de Alejandro Encinas --el candidato que él mismo impulsó--, en el Estado de México, y responsabilizó a la “mafia del poder” de la debacle. López Obrador, que encabeza el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y quien se opuso férreamente a una coalición entre el PRD y el PAN, acusó “a Carlos Salinas, a Enrique Peña Nieto, a Elba Esther Gordillo y a Televisa, de aprovecharse de la pobreza del pueblo y de la ignorancia de amplios sectores de la sociedad para terminar de implantar una dictadura encubierta”. En conferencia de prensa dijo que el resultado electoral de los comicios realizados el domingo pasado en el Estado de México, Nayarit, Coahuila e Hidalgo, confirma lo que él ha denunciado todo el tiempo: que en México “prácticamente es inexistente la democracia”. Destacó que la coalición “Unidos podemos más” (PRD, PT y Convergencia) se enfrentó a un elección en la que se impuso el derroche de recursos económicos. “Se impusieron con el dinero y el control de los medios de comunicación, entonces, la verdad es que así gana hasta una vaca, con todo el respeto a las vacas”. Destacó que el poder del dinero se impone “a raudales” para traficar con la pobreza de la gente y manipular mediante el control casi absoluto de los medios de comunicación que utilizan para administrar la ignorancia en el país. “Esto ha quedó demostrado una vez más en las elecciones del domingo pasado, en las que se compró el voto de manera descarada y fue evidente la parcialidad de los medios de comunicación, en particular de Televisa”, indicó. López Obrador reiteró que sólo el pueblo puede salvar al pueblo y que sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación. “Es decir, las cosas no van a mejorar en tanto no haya una voluntad colectiva dispuesta a hacer valer los derechos ciudadanos y a construir una patria nueva, sustentada en la dignidad, la honestidad, la justicia y en una verdadera democracia” expresó. En ese sentido, exhorto a los integrantes de Morena a mantener la moral en alto y no claudicar en las transformaciones históricas del país porque, al final, dijo, triunfa la razón “o queda cuando menos la satisfacción del haber cumplido”. Así, anunció que desde el miércoles 6 de julio iniciará un nuevo recorrido por todas las plazas públicas del país para seguir advirtiendo sobre la “pretensión de una pandilla de rufianes” de eternizarse en el poder, ahora con el regreso del PRI, que sería como el retorno del dictador Antonio López de Santa Anna. Además, insistirá en llamar a todos los mexicanos a construir un nuevo pacto social con distintas corrientes de pensamiento, “para lograr el objetivo superior de salvar a México y entregar buenas cuentas a las nuevas generaciones. Respecto al resultado electoral en el estado de México, dijo que sigue apoyando a Alejandro Encinas porque fue un extraordinario candidato, actuó de manera consecuente y enfrentó a la mafia del poder con mucha dignidad. En cuanto a las acusaciones en su contra por ser eventual responsable de la debacle, dijo que eso es parte de la propaganda, pues “quieren hacernos creer a los mexicanos que de manera irremediable van ellos a mantenerse en el poder, porque lo cierto es que no es el PRI ni el PAN, es la mafia del poder. Quieren que aceptemos como destino manifiesto el que siga el régimen de corrupción, de opresión, de privilegios, lo que ha llevado a la decadencia, lo que tiene al país postrado, lo que ha conducido a esta crisis económica, de bienestar social, de inseguridad y de violencia, pero todavía está por verse. Nosotros vamos a seguir luchando”, apuntó. ¿Asume alguna responsabilidad por los resultados electorales, por las derrotas que tuvo el PRD? –se le preguntó. --La responsabilidad, ya lo dije, es de la mafia del poder y, en cuanto a lo que nosotros corresponde, trabajamos todos los días, con intensidad, con mucha pasión, para lograr la transformación del país y también le dejo a los voceros de la mafia del poder la crítica hacia nosotros que, por cierto, abunda, no dejan de atacarnos un día sí y al otro también. Adelantó que en el 2012 se van a confrontar dos proyectos distintos y contrapuestos de nación, el del PRI y la izquierda. “Ha quedado muy claro que ese no es el camino. Nosotros tenemos que diferenciarnos, no aceptar la simulación. El PRI y el PAN representan lo mismo, se pelean cuando se trata de elecciones municipales, de gobernadores, pero cuando se trata de mantener el régimen de corrupción, de opresión y de privilegios, siempre se ponen de acuerdo. Eso lo tenemos muy claro, aquí nada más hay dos caminos: el camino trillado de siempre y un camino nuevo que estamos construyendo para salvar al país”, destacó. Por eso, añadió debido a la construcción del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, mediante Televisa, “no pasa nada” con la izquierda, ganan sus candidatos, pues así “gana hasta una vaca, con todo respeto a las vacas”, expresó. López Obrador destacó que ante esto existe una insurgencia cívica pacífica, que el pueblo termine de tomar conciencia y de manera organizada logremos la transformación del país. “Yo tengo mucha fe de que la gente va a despertar. Yo creo que el pueblo es dueño y constructor de su propio destino y creo que las oligarquías, las mafias, las dictaduras, las tiranías, duran hasta que el pueblo quiere”, agregó.

Comentarios