Pleito Yunes-Gordillo es "por el botín", asegura AMLO; son de la misma mafia, insiste

miércoles, 6 de julio de 2011
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Elba Esther Gordillo le tiene “pisada la cola” al presidente Felipe Calderón y por eso no pasará nada en las acusaciones entre el exdirector del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes, y la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), aseguró Andrés Manuel López Obrador. En gira de dos días por su tierra, el político tabasqueño dijo que el pleito Gordillo-Yunes no será más que un escándalo mediático porque no habrá castigo contra la lideresa magisterial, debido a que ayudó al “fraude” electoral que llevó a la Presidencia a Felipe Calderón. “No va a pasar nada, todo va a quedar, desgraciadamente, en un escándalo más, porque Elba Esther Gordillo ayudó en el fraude a Calderón y no se atreverá a enjuiciarla porque le tiene pisada la cola”, manifestó. Sostuvo que sólo se trata de un pleito “por el botín”, ya que, afirmó, Yunes y Gordillo son de la misma “mafia del poder”, en la que destacan figuras como el expresidente Carlos Salinas; el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto; el senador Manlio Fabio Beltrones o panistas, como Diego Fernández de Cevallos. “Es realmente la misma corrupción, y detrás de Yunes y de la maestra Elba Esther está Salinas y Televisa, o sea, es la mafia del poder”, reiteró. Respecto al apoyo que la maestra Gordillo le ofreció en la campaña presidencial de 2006, dijo que de haberlo aceptado hubiese significado un pacto “sin escrúpulos morales de ninguna índole”, y de haber ganado, sería sin autoridad moral “y habría quedado atado de manos”. Sobre la política local, López Obrador adelantó su rechazo a una eventual alianza PRD-PAN para la elección de gobernador, alcaldes y diputados del próximo año, porque, insistió, el PAN y el PRI son lo mismo. Manifestó que la militancia perredista y la ciudadanía de Tabasco están acostumbradas a luchar desde hace más de 20 años y lo seguirán haciendo para derrotar al PRI en la elección de gobernador, en octubre de 2012. Dijo que el PRI de Tabasco está entusiasmado por los resultados electorales del domingo, donde retuvieron las gubernaturas de los estados de México, Coahuila y Nayarit, pero advirtió que el año próximo el PRD ganará la elección presidencial, las diputaciones federales, senadurías y la gubernatura tabasqueña. Acompañado del senador del PT, Ricardo Monreal, López Obrador inició una gira de dos días por Tabasco para supervisar los avances del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Por la tarde encabezó mitin en al municipio de Macuspana, su tierra natal, y por la noche, en Cárdenas. Mañana estará en los municipios de Paraíso y Comalcalco.