Pactan tregua tribus perredistas con miras al 2012

jueves, 7 de julio de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- Luego de la debacle electoral en los pasados comicios, las distintas tribus perredistas con mayor presencia en la Ciudad de México acordaron hoy cerrar filas con miras a las elecciones de 2012, en las que estarán en juego la Presidencia de la República y la jefatura de Gobierno del Distrito Federal. En rueda de prensa, legisladores locales, dirigentes partidistas y funcionarios delegacionales de las corrientes Izquierda Democrática Nacional (IDN), Foro Nuevo Sol, Red Unida de Izquierda (Runi), Unidad y Renovación (Unyr) y Nueva Izquierda (NI) establecieron la necesidad de “corregir errores” y fortalecer la base perredista en la capital para mantener como primera fuerza electoral, al menos en el Distrito Federal. Jesús Valencia, secretario general del PRD-DF y uno de los principales operadores de Marcelo Ebrard, explicó que más que un pacto de “no agresión”, la intención es fijar la ruta para los comicios de 2012, además de establecer los mecanismos para la renovación del partido en la capital, y definir las reglas internas para elegir a los candidatos a Jefe de Gobierno, jefes delegacionales y diputados locales. Durante su intervención, el diputado local, José Luis Muñoz Soria, de IDN, admitió abiertamente que el encuentro entre las tribus perredistas tenía una explicación contundente: los resultados en el Estado de México, donde el candidato del PRI, Eruviel Ávila, obtuvo un triunfo arrollador. Carlos Reyes, de Unyr, comentó, a su vez, que el PRD tiene la urgente necesidad de revitalizar sus prácticas políticas y de ir más allá de los programas sociales que hasta ahora han dado buenos dividendos políticos a los gobiernos de izquierda.

Comentarios