Familiares de migrantes desaparecidos demandan ayuda del gobierno mexicano

lunes, 1 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Caravana Paso a Paso por la Paz exigió al Estado mexicano que proporcione la “atención” necesaria a familiares de migrantes desaparecidos en territorio nacional, a fin de obtener información sobre los mecanismos a los que pueden acceder para denunciar este tipo de hechos. “Pedimos que denunciar no implique riesgos para nosotros, que se nos proteja, se nos dé la atención económica, psicológica y médica que requerimos, pues como familiares estamos experimentando graves daños emocionales y en nuestra salud física, como consecuencia de la ausencia de nuestros hermanos y la falta de atención de las instituciones”, reclamaron representantes de la caravana. En un encuentro que se celebró este lunes en el Senado de la República, el Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos (Cofamide) de El Salvador reiteró su petición a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el sentido de conformar un mecanismo regional para buscar a los indocumentados desaparecidos e identificar los restos de aquellos que han muerto en su intento por cruzar hacia Estados Unidos. De acuerdo con Cofamide, México podría replicar la experiencia del Equipo Argentino de Antropología Forense, pues ya con un banco de datos de migrantes desaparecidos y la participación de organizaciones civiles e instituciones del Estado, agregó, “se buscaría la comparación de datos forenses de esas personas desaparecidas con los restos no identificados, tanto en fosas clandestinas como en cementerios”. La agrupación también demandó al Estado mexicano utilizar todos los recursos disponibles para investigar, procesar y castigar a quienes han cometido delitos y violaciones a los derechos humanos de los migrantes, en especial por la masacre de los 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, sin descontar los hallazgos de fosas clandestinas con decenas de cadáveres. Subrayó que a través de la Campaña por el Derecho a Migrar sin Violencia, diversas organizaciones de derechos humanos y defensores se han unido en esa y otras demandas, “donde solicitamos terminar con los abusos contra los migrantes y que el Estado mexicano les proporcione la posibilidad de transitar en territorio nacional con un estatus migratorio regular a través de una visa”. A través de esa visa, explicó, el Estado también debe garantizar seguridad a los migrantes mexicanos y a los que son repatriados por el gobierno de Estados Unidos, “para que puedan tener un retorno seguro a casa, garantizando la atención y protección integral a víctimas del delito y a testigos”. La Cofamide añadió que han tenido noticias sobre la posible creación de un área encargada de buscar a desaparecidos en el país, y demandó no dejar fuera las necesidades de los familiares de migrantes desparecidos. “A nuestros migrantes desaparecidos aquí en México, con el apoyo de los estados centroamericanos, los tiene que buscar el Estado mexicano”, reiteró. Y subrayó que esta caravana, que inició su recorrido el pasado 23 de julio en Guatemala, “representa el dolor, la desesperación y la angustia de decenas de familias” agrupadas en la Cofamide, “quienes vivimos la tortura de no saber de nuestros familiares desaparecidos”, motivo por el cual se unieron desde 2006, ante la ausencia de respuestas de los gobiernos de El Salvador y de México. Muchos de nuestros familiares, apuntaron, desaparecieron mientras trataban de cruzar por México hacia Estados Unidos, “para buscar un trabajo que les permitiera a ellos y a nuestras familias tener una vida digna de la cual carecemos en nuestro país de origen. Migramos por hambre, por falta de condiciones de seguridad y para sobrevivir, no somos delincuentes”, refirió. En 2009, recordó, realizaron su primera Caminata por la Esperanza en México, a fin de visibilizar la ausencia de atención de sus casos, sin embargo “es difícil mantener la esperanza cuando seguimos perteneciendo a uno de los grupos más vulnerables de nuestros países, donde ni la justicia ni el apoyo institucional llega”. Y lanzó: México, el país que se ostenta en el exterior como un Estado respetuoso de los derechos humanos, “discrimina a los países centroamericanos, y aun nuestras autoridades padecen de esta misma situación”. En estas condiciones, “nuestros migrantes cruzan por un país que no los considera persona, porque ni los defiende ni los respeta como tales”, remarcó. De acuerdo con la Cofamide, como familiares de desaparecidos les ha tocado vivir una “absoluta discriminación, olvido y ausencia de justicia por parte de México, ya que ello significa cruzar por el pabellón de la muerte.

Comentarios