Ocho ejecutados en Nuevo León; entre las víctimas, dos mujeres mutiladas

lunes, 1 de agosto de 2011
MONTERREY, N.L.(apro).- Los cadáveres de dos mujeres y un hombre fueron encontrados mutilados esta mañana en la comunidad de El Reparo, en el municipio de Allende, 60 kilómetros al sur de esta capital, en una jornada donde, además, otras cinco personas fueron ejecutadas en la ciudad de Monterrey. Una de las víctimas identificada como Kathia Cavazos Castillo, de 24 años, es sobrina de la secretaria de Desarrollo Social de Nuevo León, Juana Aurora Cavazos, exalcaldesa de esa localidad. La otra mujer fue identificada como Kendy Cavazos Caballero, sin que se haya establecido aún parentesco con la otra fallecida. La Procuraduría Estatal se negó a confirmar las identidades hasta que fueran cumplidos los protocolos forenses. Los cadáveres fueron encontrados a las 08:00 horas en varias cajas de plástico a un costado del kilómetro 31 de la carretera Allende-Cadereyta. Junto a los restos, los victimarios colocaron sendos narcomensajes. En ese mismo municipio, a las 11:00 horas fue encontrado otro cuerpo mutilado, éste de un hombre, que estaba tirado en el kilómetro 4.5 de la misma carretera, donde horas antes fueron encontradas las mujeres cercenadas. En la colonia Nuevo Repueblo, a las 06:00 horas, al sur de Monterrey, un hombre y una mujer fueron encontrados muertos a balazos en el interior de un automóvil, Neon, color arena, con placas de Nuevo León. El coche con los cuerpos no identificados estaba estacionado en la calle Michoacán, casi con Ayutla. En la colonia Valles del Huajuco, dos hombres fueron acribillados esta madrugada después que sus captores los liberaran en la banqueta. Las primeras investigaciones indican que los hechos ocurrieron a las 01:00 horas cerca del cruce de Valle de Guadalupe y avenida Chapultepec, donde quedaron tendidos los cuerpos que no han sido identificados. Un autobús Línea Azul fue baleado por desconocidos cuando circulaba a las 07:00 horas por el kilómetro 228 de la carretera nacional, en el municipio de Allende. A las 09:00 horas, la Policía Federal encontró abandonada la unidad número 515 que había salido una hora antes de Monterrey y se dirigía a General Terán. El cristal delantero del autobús presentaba un impacto de bala. Se sospecha que tras la agresión, el conductor y los pasajeros abandonaron la unidad.