Ley de Seguridad no es "una ficha de cambio" para retomar el diálogo: Segob

jueves, 11 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Gobernación (Segob) advirtió hoy que la Ley de Seguridad Nacional no es “una ficha de cambio” para retomar el diálogo con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. En conferencia de prensa, el subsecretario de Gobierno de esa dependencia añadió que “cada tema en sus méritos, y si nos ponemos de acuerdo qué bueno, lo intentaremos, haremos esfuerzos para encontrar los espacios de coincidencia, pero, en una comunidad plural como la mexicana –acotó–, es imposible pensar que todo sea consenso”. En todo caso, dijo, hay que identificar el disenso y que sean otras instancias las que resuelvan, y en esa lógica estamos. El funcionario federal dejó en claro que para el gobierno de Felipe Calderón el diálogo no está roto y que éste va más allá de la discusión de la Ley de Seguridad. El diálogo, dijo, debe ser franco y serio, y necesariamente habrá consensos y disensos. Añadió: “Para el gobierno federal no ha habido ni habrá una suspensión de nuestra parte, hemos estado atentos a las razones del movimiento y por ello aceptamos, dos veces ya con esta semana, que se pospongan los trabajos, y estamos listos para retomarlos”. Según Gutiérrez, el expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Álvarez Icaza, les ha pedido posponer tres de las cuatro mesas de trabajo que se instalaron con el movimiento que encabeza Javier Sicilia. Sin embargo, dijo, esa posposición de la mesas sí afectará la meta que se habían fijado para evaluar resultados a final de septiembre. “Como en todo diálogo, hay que tener la flexibilidad para irse ajustando en el tiempo, pero también asumiendo las consecuencias de lo que implica posponer ya ahora por dos semanas estas mesas”, expresó. Este jueves, el poeta Javier Sicilia, cuyo hijo fue ejecutado junto con seis personas más en marzo pasado, confirmó que la próxima semana se reanudará el diálogo con el Poder Legislativo, luego del diferendo que tuvieron por la aprobación, en lo general, de la minuta de Ley de Seguridad Nacional. Además, anunció que se acercarán a los poderes Ejecutivo y Judicial, así como a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), como parte de la demanda de justicia para las miles de víctimas de la guerra contra el crimen organizado que declaró Felipe Calderón en 2006.

Comentarios