Que el cártel de los Beltrán Leyva quedó desarticulado, asegura PGJEM

viernes, 12 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) consideró que con la detención de Óscar Osvaldo García Montoya, líder del grupo criminal “La Mano con Ojos”, quedó desarticulado en su totalidad el cártel de los Beltrán Leyva. El titular de la PGJEM, Alfredo Castillo Cervantes, detalló a la agencia de noticias Notimex que Montoya intentó hacerse del control de la estructura que quedaba del referido cártel, luego de la caída de los líderes de la estructura jerárquica. “García Montoya era el último eslabón de esta organización delictiva. Primero estaba Arturo Beltrán, luego vinieron La Barbie, El Indio y El Grande, y después quedó El JJ y, con su caída, ‘La Mano con Ojos’ era el restante”, explicó. Dijo que el también conocido como El Compayito era un delincuente de extrema peligrosidad, el cual tiene en su haber múltiples ejecuciones, pero que por su grado de violencia fue generando conflictos con las células inferiores que quedaban del referido grupo criminal. “El (Montoya) comenzó a desconfiar de todos, comenzó a asesinar a los de la línea inferior de mando e incluso tuvo que traer gente de Guerrero y otros estados; este cártel, por esta situación, queda totalmente desarticulado y desintegrado”, señaló. El procurador mexiquense detalló que en las próximas horas el presunto capo del narcotráfico será puesto a disposición del juez federal que dictó una orden de aprehensión en su contra por delincuencia organizada y, de manera paralela, la PGJEM lo consignará por los homicidios con los cuales se le relaciona.