Convoca Sicilia a Fuerzas Armadas a discutir la Ley de Seguridad

miércoles, 17 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El poeta Javier Sicilia pidió a legisladores no volver a traicionar la palabra empeñada y convocó a las Fuerzas Armadas a participar en un diálogo “profundo y constructivo” sobre la Ley de Seguridad Nacional. Al reanudar el diálogo con el Poder Legislativo luego de un diferendo que propició el repliegue del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, su dirigente Javier Sicilia aclaró que no hay diferencias y mucho menos peleas con ningún personaje que busque la justicia para las víctimas de la guerra contra el narcotráfico. Luego de la reunión a puerta cerrada que sostuvo con la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, en la que participan las cinco fracciones partidistas, el poeta declaró a la prensa que no compite y tampoco pelea un liderazgo con el empresario Alejandro Martí, María Elena Morera o Isabel Miranda de Wallace, quienes, en un encuentro con el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, dieron su respaldo a la Ley de Seguridad Nacional que impulsan el gobierno federal y el PAN. “Todos buscamos lo mismo”, señaló Sicilia, quien, incluso, se manifestó a favor de que se instale una sola mesa de discusión, integrada por todas las organizaciones sociales interesadas en el tema de seguridad nacional, la reforma política, y en la ley y el fondo de víctimas de la guerra contra el crimen organizado. Durante la reunión de más de cuatro horas encabezada por la presidenta de la Junta de Coordinación Política, la panista Josefina Vázquez Mota, se acordó impulsar una Ley de Seguridad Nacional con “carácter humano y no militar”, como se pretendía inicialmente. Asimismo, se comprometieron a solicitar al jefe del Ejecutivo, Felipe Calderón que, en su propuesta de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, asigne recursos para la creación de un fondo de ayuda económica a las familias de las víctimas muertas durante la guerra contra el narcotráfico e impulse la formulación de una Ley de Víctimas. Se acordó también instalar un grupo de trabajo, integrado por legisladores e integrantes del movimiento ciudadano, para discutir y hacer propuestas en otros temas como la reforma educativa, de justicia y política que incluye el reconocimiento de las figuras de la democracia participativa como referéndum, plebiscito, revocación de mandato, voto blanco y candidaturas ciudadanas. En una semana se instalaría dicha mesa y las conclusiones se llevarían al Congreso para su análisis. Vázquez Mota dijo que los cinco partidos que la integran están de acuerdo con estas demandas del Movimiento. Es más, se congratuló por el reinicio del diálogo y manifestó que se “respetará la palabra empeñada”. En su discurso con el que se reiniciaron las conversaciones, Javier Sicilia convocó a las Fuerzas Armadas “a un diálogo profundo y constructivo” sobre la Ley de Seguridad Nacional, y manifestó que no se trata de claudicar. “Queremos convocar desde aquí al Ejército y la Marina, a nuestras Fuerzas Armadas, a un diálogo profundo y constructivo; nosotros, la ciudadanía, queremos oír sus razones y queremos exponer las nuestras, estamos seguros que el interés superior de la patria, que no se reduce a los intereses de sus instituciones, sino al de todas y todos sus ciudadanos, habrá de marcarnos a todos el camino. Sabemos, como lo ha expuesto nuestro movimiento en voz de Julián LeBarón, que la paz no vendrá como un obsequio de los políticos y sus instituciones, sino como el resultado del trabajo generoso de todos los seres humanos que conformamos esta república. “Lo repito, no proponemos que se claudique ante la delincuencia. Lo que queremos son leyes, procuradores, ministerios públicos, policías y jueces que aseguren que los crímenes serán perseguidos y castigados, y que sus víctimas tendrán acceso a la justicia y al resarcimiento del daño, y no marcos legales que, mediante eufemismos –como el de llamar seguridad interior a lo que en realidad es seguridad pública–, se justifique la omisión o complicidad de las autoridades civiles, la actuación anticonstitucional de las Fuerzas Armadas y el uso del fuero para violar garantías y derechos con absoluta impunidad”, expresó el poeta. “Rechazamos categóricamente la Ley de Seguridad Nacional y volvemos a exigirles que trabajemos juntos en una Ley de Seguridad Humana y Ciudadana que considere la seguridad económica y social, alimentaria, sanitaria, medioambiental, comunitaria, educativa, cultural y política de la nación y de sus pueblos”, insistió. Por su parte, Emilio Álvarez Icaza, también representante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, dijo que la próxima semana se tendrá listo un documento que será la base del trabajo conjunto a favor de medidas legislativas para alcanzar la tranquilidad pública en el país.

Comentarios