Ve Jesús Zambrano 'complicado' atender petición de AMLO

miércoles, 17 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Jesús Zambrano, líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), consideró “complicado” aceptar la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de integrar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la estructura del Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA). Dicha propuesta surgió el martes pasado durante una reunión de representantes del PRD, Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (PCM) con el tabasqueño, quien pidió que el Morena forme parte de la estructura partidista de izquierda, que busca ir en una candidatura conjunta a las elecciones presidenciales de 2012. Al respecto, Zambrano sostuvo que la propuesta de López Obrador es poco viable dado que Morena no es un partido político sino una estructura ciudadana y un partido político, dijo, “no se forma de la noche a la mañana”. “Me parecería que -como una suerte de fórmula mágica o de decreto- se pidan 100 distritos y los sueltes completos, me parecería muy difícil”, puntualizó. Sin embargo, sostuvo que la propuesta de López Obrador es una muestra de que “nos necesitamos el PRD y Morena”. Por su parte, Miguel Barbosa, coordinador de Nueva Izquierda, afirmó que la propuesta del exjefe de Gobierno del DF “es preocupante” y aseguró que el PRD no aceptará sus condicionamientos. Incluso, Barbosa exigió al tabasqueño asumirse como “vocero de Morena y no como perredista”. En más sobre la disputa por la candidatura de la izquierda a la Presidencia de la República, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, hasta ahora único rival de López Obrador, respondió a las declaraciones del líder del PT, Alberto Anaya, en el sentido de que le falta madurar para aspirar a ser candidato presidencial. En el cónclave que tuvieron los partidos de izquierda con López Obrador el martes pasado, Anaya dijo que Ebrard “está muy joven y ahora las encuestas no le van a alcanzar. Mejor que apoye a Andrés Manuel López Obrador”, planteó. En respuesta, el jefe de Gobierno del DF sostuvo que los líderes de los partidos no bloquearán sus intenciones y que serán los ciudadanos los que decidan si debe o no ser el candidato de la izquierda en el 2012. “Yo le invitaría (a Anaya) a que si es esa su opinión, que vaya y la dé, pero como se va a resolver la elección de candidato por una encuesta nacional, pues que me baje la gente si quiere”, respondió.

Comentarios