Se cumplen dos años de asesinato de diputado en Guerrero... y nada

sábado, 20 de agosto de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Al cumplirse dos años del crimen del diputado perredista Armando Chavarría Barrera, ocurrido cuando era presidente del Congreso local, el pleno de la LIX Legislatura concluyó que este asesinato refleja que en la entidad no existe la justicia y se corre el riesgo de que el caso quede en la impunidad, omisión y la complicidad. Durante una sesión solemne realizada cerca del mediodía en la sede del Poder Legislativo y donde sólo acudieron 24 de los 46 diputados locales, el presidente de la Comisión de Gobierno, Faustino Soto Ramos, a nombre del pleno legislativo calificó de indignante el hecho de que a 24 meses de ocurrido el crimen no existan avances en la investigación, “lo que evidencia desinterés y desdén institucional”. En tribuna, el diputado perredista exhortó a la Procuraduría local que cite a declarar al exgobernador Zeferino Torreblanca Galindo y al exprocurador David Sotelo Rosas, quienes semanas antes de dejar su cargo en abril de este año, afirmaron que el caso presentaba un 99 por ciento de avance. Esto, luego de que el actual procurador Alberto López Rosas afirmó este jueves 18 que tal avance es falso y que tienen indicios para señalar que autoridades de la pasada administración ordenaron sustraer el expediente del crimen Chavarría para borrar evidencias. Al respecto, Soto Ramos exigió al procurador que hable "con la verdad" y que informe si el móvil del crimen político se sostiene con sus recientes declaraciones. En su discurso, el diputado perredista consideró que a cinco meses de la administración que encabeza el gobernador Ángel Aguirre Rivero, ya pasó el tiempo “de gracia” para conocer qué dejó y qué hizo la administración de Torreblanca Galindo sobre el crimen de Chavarría. Dijo que había la esperanza de que en este gobierno, el caso Chavarría pudiera ser resuelto pero “las cosas siguen igual y con escasa disposición para conocer la verdad detrás del asesinato”. Luego, calificó de preocupante el hecho de que el actual gobierno estatal haya anunciado la creación de una fiscalía especial para investigar el crimen y a la fecha no ha cumplido el compromiso. Y planteó que si hay complicidad, significa que la actual administración estatal se comporta “igual que en el pasado”. El discurso de Soto Ramos fue el único que se pronunció durante la sesión que se caracterizó por la ausencia de diputados y el desdén de la dirigencia del PRD, que también hizo vacío en el recinto donde se realizaron actividades previas para conmemorar el segundo aniversario de la ejecución de quien fuera el principal aspirante a la gubernatura por el partido del sol azteca.