La encuesta abierta, privilegia la unidad de la izquierda: Ebrard

lunes, 22 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, se congratuló hoy de que su partido, el PRD, haya definido ya el método de selección del candidato presidencial de las izquierdas. "Me parece que es una buena noticia, es una buena señal, pues si tenemos un solo candidato con un método abierto, ello va a fortalecer la propuesta de la izquierda mexicana", dijo. Ayer, en efecto, el consejo nacional del PRD resolvió que el candidato presidencial de las izquierdas surja de una consulta abierta a la ciudadanía En entrevista, Ebrard dijo que el método aprobado el pasado fin de semana por el Consejo Nacional del PRD es un paso importante de la izquierda mexicana en aras de la unidad, con el objetivo de que quien sea elegido cuente con el apoyo de todas las fuerzas. Ahora, dijo, lo que falta será determinar la metodología de la o las encuestas que se aplicarán antes de que finalice el año. "Es una encuesta donde se le consulta a las personas, independientemente de cualquier otro criterio, qué es lo que opinan sobre quién debe ser el candidato en 2012 por parte de la izquierdas. “Me parece que ahora lo que habrá que ver es la metodología y que todos tengamos la misma encuesta y ver quiénes la van a hacer y de qué tamaño va a ser la muestra", acotó. Asimismo, ratificó su compromiso de sujetarse a lo que decidan los ciudadanos consultados, pues si ello no es así, "sería absurdo plantear una encuesta". Mientras, el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que si bien no están cerradas las opciones a ningún militante, hasta el momento los únicos aspirantes a la candidatura presidencial por esa fuerza política son Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. Zambrano reveló, en rueda de prensa, que a finales de octubre la dirigencia perredista emitirá la convocatoria para decidir qué encuestadoras realizarán el trabajo de campo para determinar quién de los aspirantes es el mejor posicionado en las preferencias. Sin embargo, aclaró que esas empresas deberán contar con el aval de López Obrador y el jefe de gobierno local, con el fin de “garantizar que los resultados no sean cuchareados ni manipulados”.