Desdice alcalde de Torreón a la Segob sobre balacera en el estadio

martes, 23 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El alcalde de Torreón, Coahuila, Eduardo Olmos, negó hoy que la balacera en el exterior del estadio Territorio Santos Modelo haya sido consecuencia de un atentado directo contra el director de la policía municipal, Adelaido Flores, como difundió ayer la Secretaría de Gobernación. "Nosotros sostenemos la misma versión que hemos manejado desde el principio, pues el jefe de la policía se encontraba en el tercer piso del estadio, así que no pudo haber sido un atentado en su contra, los balazos fueron afuera (del estadio)”, dijo. En entrevista con Denise Maerker en Radio Fórmula, Olmos afirmó que luego de conocer las declaraciones de Gutiérrez “llamé al delegado de Gobernación en La Laguna, y dijo no estar de acuerdo y desconocer de dónde había salido esa versión”. Y agregó que si no han sido capaces de decidir que la responsable del hecho fue una banda del crimen organizado, mucho menos dirán que no fue un atentado en contra del mando policiaco. Ayer el subsecretario de Gobernación, Juan Marcos Gutiérrez, reveló que el origen del incidente en el estadio TSM, que dio la vuelta al mundo, gracias a las redes sociales, fue el presunto interés de los delincuentes de asesinar al jefe de la policía municipal de Torreón, Coahuila, Adelaido Flores. "Se trató de una agresión contra el jefe de la Policía y policías municipales. Lamentablemente esto tuvo lugar junto al estadio, lo importante es que no fue un ataque contra la población", dijo. Y añadió que el jefe policiaco ya había sufrido antes un atentado del que salió ileso. No obstante, ayer mismo la policía de Torreón desmintió que la balacera ocurrida afuera del TSM, durante el encuentro entre Santos y Morelia, hubiera estado dirigida a Flores. “El teniente Adelaido Flores Díaz se encontraba en el cuarto piso del inmueble, cerca del palco de prensa, al sur del estadio, donde normalmente permanece en la mayoría de los partidos de futbol. “Al escucharse las detonaciones de armas de fuego en el exterior, el director fue al estacionamiento del estadio, donde siempre deja su vehículo blindado, e inició la persecución contra los agresores”, afirmó la Policía en un comunicado, en el que también desmintió la versión de que se había montado un retén afuera del TSM. “En el lugar no había ningún retén en la carretera, sólo patrullas apostadas en el frente, estacionadas de forma estratégica. Con esta explicación queda claro que al momento de iniciar los disparos, el director general de Seguridad Pública estaba fuera de cualquier línea de fuego", explicó.

Comentarios