Todo listo para la exhibición de reliquias de Juan Pabo II en la Basílica

martes, 23 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Las autoridades de la Basílica de Guadalupe, el principal santuario del país, ya elaboraron su programa litúrgico con el que venerarán las reliquias del beato Juan Pablo II, que permanecerán en ese recinto religioso del próximo jueves 25 al domingo 28. Durante esos cuatro días, diariamente se realizará una “magna misa solemne” concelebrada por los miembros del cabildo de la Basílica y por altos jerarcas de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). Según el programa, el próximo jueves 25 el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, presidirá la primera misa capitular, cuyo tema será La familia y la vida humana en Juan Pablo II. Y por la tarde habrá un “santo rosario” y una “reflexión catequética” sobre la devoción guadalupana. El viernes 26, por la mañana, la misa estará presidida por el presidente de la CEM, monseñor Carlos Aguiar Retes, cuyo tema será El sentido cristiano del sufrimiento, la reconciliación y el perdón. Después habrá una reflexión sobre la vida y el pontificado de Juan Pablo II. La misa del sábado 27 estará presidida por el canónigo Jorge Palencia, quien además encabezará una “vigilia de oración” y una reflexión sobre la Virgen María y el beato Juan Pablo II. Finalmente, el domingo 28 se concelebrará una misa encabezada por el rector del santuario, monseñor Enrique Glennie Graue. En la noche está programada la despedida de las reliquias, que consisten en una ampolleta con la sangre del beato, así como un solideo, unos zapatos y otras vestimentas. Con la llegada de las reliquias a la Basílica de Guadalupe se iniciará su exhibición multitudinaria, ya que actualmente están custodiadas en la sede de la nunciatura apostólica, y su acceso es muy restringido. Por lo pronto, el pasado domingo 21 ya fueron a verlas a la nunciatura el presidente Felipe Calderón y su familia. En cuatro meses, las reliquias recorrerán 91 puntos del territorio nacional. Pero a raíz de la balacera ocurrida en el estadio de futbol de Torreón, Coahuila, las autoridades eclesiásticas temen una posible agresión contra los fieles que acudan a venerar las reliquias. Las más preocupadas son las autoridades de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, quienes han estado pidiendo más refuerzos policiacos para los días en que ahí estarán las reliquias, del 5 al 8 de septiembre. El día de hoy, el abogado de la catedral, Armando Martínez, informó que el jefe del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, ya “garantizó plena seguridad para que los fieles que vayan a ver las reliquias”. Por su parte, Manuel Mondragón y Kalb, secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, confirmó, en efecto, que la seguridad al interior de la catedral se reforzará con personal adscrito a los agrupamientos de la policía capitalina. Mientras que el área entre la puerta de entrada a la catedral y las rejas que dan al zócalo serán vigiladas por personal femenino del agrupamiento Cisnes. Asimismo, la seguridad exterior estará garantizada por personal de las policías Sectorial y de Tránsito. Esta última regulará la vialidad en la zona y el flujo de peregrinos. Sin embargo, hay temor de que puedan ocurrir agresiones en otras zonas del país a donde serán trasladadas las reliquias, sobre todo ciudades violentas con fuerte presencia del narcotráfico, como Juárez, Durango, Torreón, Culiacán, Apatzingán, Tacámbaro y Morelia, entre otras.

Comentarios