Urgen redistritación del Edomex para evitar 'laboratorio autoritario'

miércoles, 24 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Los analistas que participaron en la presentación del Dictamen Ciudadano de la Vigilancia Electoral en el Estado de México, efectuada en Casa Lamm, hicieron un llamado a enfrentar el “laboratorio autoritario” que representaron los comicios mexiquenses del pasado 3 de julio. También destacaron la urgente necesidad de emprender una serie de reformas a la legislación electoral que considere la redistritación del país, a fin de evitar el desbalance entre municipios subrepresentados, como los conurbados al Distrito Federal, y otros sobrerrepresentados, como los que se ubican al norte del Estado de México. “La redistritación del Estado de México es lo más urgente del país”, ya que ha habido “un vaciamiento de las zonas rurales y una mayor concentración urbana”, destacaron Clara Jusidman, exdirectora del Registro Nacional de Electores, así como integrantes de decenas de organizaciones civiles. “El Estado de México tiene una enorme desigualdad social; es sumamente autoritario, con caciques locales que controlan procesos electorales y se pasan de un partido a otro, y es por ello que existen muy pocas organizaciones civiles”, abundó Jusidman. Por su parte, Emilio Alvarez Icaza, exconsejero electoral y exómbudsman capitalino, insistió en que las sospechas existentes sobre la existencia de dinero sucio o proveniente del crimen organizado en las elecciones mexiquenses se deben a “la falta de certeza de la autoridad. “Hay una preocupación fundada por la vinculación de los temas de la narcopolítica”, indicó Álvarez Icaza, quien participó en el evento convocado por Bernardo Barranco, principal artífice del esfuerzo de vigilancia ciudadana en las elecciones del Estado de México. El sacerdote Raúl Martínez, de la diócesis de Chalco, coincidió con Jusidman al advertir que existe un desprecio del priismo en el Estado de México por todas aquellas organizaciones ciudadanas que ellos no controlen. “Hay una maña, una estrategia” para no acercarse a las organizaciones ciudadanas, destacó el religioso. Recordó que el candidato priista y actual gobernador electo, Eruviel Avila, no asistió en Chalco a encuentros convocados por la sociedad civil organizada. Andrés Lajous, representante de twitteros que impulsan una reforma política, comentó que luego del diagnóstico lo más importante es analizar los esquemas de control del gobierno mexiquense sobre la prensa local. Bernardo Barranco insistió en que ante el “evidente dispendio y despilfarro” ocurridos en las elecciones mexiquenses, se requiere “endurecer” las medidas de fiscalización, especialmente las medidas precautorias. “En el Estado de México fue obvio que se rebasaron los topes de gasto de campaña. Se evadió esta responsabilidad con un argumento legaloide y los datos sólo estarán disponibles hasta el 2012”, recordó Barranco. Insistió en que la redistritación es una “obligación constitucional” del Congreso mexiquense y no un asunto de voluntarismo. “Debe cambiar el tono de la demanda civil para exigirles que en los comicios municipales y legislativos del 2012 se haga una redistritación”, sentenció.