Un "acto de terror y barbarie": Calderón

jueves, 25 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El ataque al Casino Royale que ha dejado un saldo de más de 40 personas muertas, provocó dos mensajes del presidente Felipe Calderón, a través de su cuenta de Twitter: “Estos repudiables actos nos obligan a todos a preservar en la lucha contra esos criminales sin escrúpulos. Todo el apoyo a NL”. Momentos después agregó: “Con profunda consternación expreso mi solidaridad con Nuevo León y con las víctimas de este aberrante acto de terror y de barbarie”. Por su lado, en un mensaje plagado de calificativos sobre el ataque, el vocero de seguridad del gobierno federal, Alejandro Poiré, dio un comunicado a medios en el que, de manera inusual, calificó lo ocurrido, como “un acto de terror”. Desde que Felipe Calderón lanzó su “guerra” contra el narcotráfico y la amplió al crimen organizado en general, su gobierno se había negado a admitir que hubiera terrorismo. Inclusive, tras la explosión del coche bomba en Ciudad Juárez, la administración federal rechazó que se tratara de un acto terrosita como si declaró hoy el secretario técnico del Gabinete de Seguridad Nacional.