Propone Fox a Calderón pactar una tregua con el crimen organizado

viernes, 26 de agosto de 2011
SAN CRISTÓBAL, Gto. (apro).- El expresidente Vicente Fox Quesada propuso a Felipe Calderón que pacte una tregua con el crimen organizado y revise la posibilidad de decretar una ley de amnistía para frenar la violencia. Además, comentó que el atentado cometido ayer en un casino de Monterrey, que dejó 52 muertos, se trató de “un crimen de lesa humanidad”. Fox convocó a los medios de comunicación con la intención de dar a conocer un mensaje, en el que pidió al gobierno federal hacer un alto en la estrategia de combate al crimen organizado “que –dijo– no funciona”, y revisar otras posibilidades, como la integración de un grupo internacional de expertos en temas de seguridad que puedan proponer otras vías de atención a la problemática. Asimismo, insistió en la legalización de las drogas y en “restablecer” sanciones o medidas ejemplares para castigar crímenes como el cometido en el casino. “Lamento mucho tener que ser una voz discordante, los hechos nos dicen que no es con violencia como se combate la violencia”, apuntó Fox, quien además anunció su decisión de convertirse, de ahora en adelante, en un vocero de la paz. “He tomado la decisión de convertirme en una voz que convoca  a México entero a un camino de paz, armonía, no violencia”, dijo en esta intervención, en la que no admitió preguntas. Originalmente, Fox Quesada iba a clausurar esta mañana un Diplomado sobre Seguridad Pública que se efectuó en el Centro Fox en conjunto con el Instituto Ortega y Gasset. Sin embargo, de última hora anunció a través de su oficina que daría un mensaje a propósito del incendio en el Casino Royale de Monterrey, causado por un grupo armado y que causó la muerte de 52 personas. “Hoy es un día de luto y reflexión para todos los mexicanos y para la humanidad”, comenzó diciendo; y tras asegurar que hay instancias que sí están trabajando por la profesionalización de los cuerpos de seguridad, admitió que estas acciones son rebasadas por hechos como el ocurrido ayer por la tarde en Monterrey. Enseguida, Fox llamó a hacer una reflexión sobre los hechos violentos “que están dañando seriamente a nuestra nación”, en los que innumerables familias viven tragedias y todos los días el país “está pagando un costo exorbitante en su imagen, en su esperanza colectiva, particularmente en su actividad económica…”. Fue en este momento cuando pidió a los mexicanos asumir una posición activa en las propuestas “que nos lleven a soluciones reales y urgentes para el pronto restablecimiento de la paz”, y anunció su intención de convertirse en uno de los promotores de estas acciones. Se dirigió al gobierno federal y al presidente Calderón como “los tomadores de decisiones” en materia de seguridad y en la estrategia actual, a los cuales pidió revisar por qué no se ha avanzado en el combate al crimen organizado y en el cese de la violencia, y asumir una vía alternativa “para recuperar la paz”. “Hago un llamado para tomar medidas urgentes… pongo a la discusión, quiero provocar el análisis público” en temas como la regulación o legalización de las drogas, las reformas a las instituciones de seguridad y justicia y la formación de policías profesionales que sean respetados y apoyados, señaló. El expresidente también propuso acelerar las acciones de gobierno que atienden o multiplican oportunidades de empleo, estudio o deportes. Finalmente, Fox Quesada hizo un llamado a la población a salir del estado de confort, para impulsar lo que definió como un “apostolado civil” para el restablecimiento de la paz en el territorio nacional. “Llamo a las buenas conciencias, a lo mucho de positivo y generoso que tiene nuestra sociedad para tomar las acciones necesarias e ir hacia una vía alternativa para convocar a la concordia y el restablecimiento de la paz en nuestra sociedad”.

Comentarios