Ratifica Tribunal Electoral expulsión de Manuel Espino del PAN

viernes, 26 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El expresidente nacional del PAN, Manuel Espino, fracasó en su intento de mantener su membresía en el blanquiazul, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó su expulsión del partido del que fue dirigente nacional. Con cuatro votos a favor y dos en contra –estos últimos de los magistrados Manuel González Oropeza y Flavio Galván–, el pleno del TEPJF ratificó la sanción de la Comisión de Orden del Consejo Nacional del PAN. Dicha sanción establecía la expulsión de Espino Barrientos por haber violado la norma estatutaria, al haber incurrido en indisciplina, deslealtad y emitir expresiones para causar daño a Acción Nacional. El magistrado Salvador Olimpo Nava Gomar, responsable de la ponencia del caso, confirmó la sanción contra Espino, a la que se sumaron María del Carmen Alanís y Constancio Carrasco Daza, así como el magistrado presidente Alejandro Luna Ramos. En sentido contrario votaron los magistrados González Oropeza y Galván: ambos consideraron válidos los argumentos que presentó Espino para impugnar su expulsión, en el sentido de que esa sanción era violatoria de su derecho constitucional a la libre expresión. En mayo pasado, el exdirigente del PAN impugnó ante el TEPJF la resolución emitida por su propio partido para expulsarlo por “exceso” de libertad de expresión, el 26 de abril de este año. Espino presentó un juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano en contra de la resolución de Acción Nacional, la número 69/2010, emitida por la Comisión de Orden del Consejo Nacional de ese instituto político. En su argumentación jurídica, que tituló Inconstitucional mi expulsión del PAN, el también expresidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) analizaba situaciones similares en las que su partido ha sido acusado de “exceso” de libertad de expresión. Los dos casos que mencionó Espino Barrientos tenían que ver con los spots que se emitieron durante el proceso electoral de 2006, en el que se mencionó que Andrés Manuel López Obrador era un “peligro para México”, y otro en el que se señalaba una sopa de letras en las que se relacionaba al Partido Revolucionario Institucional (PRI) con las palabras de “transa”, “narco” y “corrupción”, entre otras. Ambos casos fueron increpados por los partidos Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática (PRD) ante el Tribunal Electoral, pero aun así ese órgano falló a favor del PAN, argumentando libertad de expresión. En ese sentido, Espino Barrientos dijo que su partido no podía decir que él violaba la libertad de expresión. “De lo contrario, resultaría que el partido político tendría reconocido un derecho que éste a su vez no reconocería a sus militantes, como es el caso que nos ocupa”, detalló en su documento.

Comentarios