Por huellas dactilares dan con los cinco 'zetas' que atacaron el casino

lunes, 29 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Las huellas dactilares de uno de los presuntos implicados en el ataque al Casino Royale de Monterrey, Nuevo León, llevaron a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) a dar con parte de la banda que presuntamente participó en el atentado en el que perdieron la vida 52 personas. En conferencia de prensa, el gobernador de la entidad, Rodrigo Medina de la Cruz, confesó que una huella dactilar encontrada en uno los vehículos fue lo que “nos llevó a dar con el paradero de una persona, quien a su vez nos llevó a otros domicilios de otros sospechosos”. Los cinco detenidos son: Luis Carlos Carrasco Espinoza, El Chihuas, de 25 años y originario de Chihuahua; Javier Alonso Martínez Morales, El Javo, de 37 años, y Jonathan Jair Reyna Gutiérrez, de 18, ambos de Monterrey; Juan Ángel Leal Torres, El Casillas o El Cash, de 20 años, y Julio Tadeo Berrones Ramírez, Julio Rayas, de 28 años. Este último, según el vocero de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene, fue detenido en julio de 2010 y se le había dictado formal prisión por robo de vehículos. Sin embargo, aclaró que fue dejado en libertad, por lo que ahora, dijo, se verificará el expediente del proceso jurídico de Berrones Ramírez. Según datos proporcionados por la Agencia Estatal de Investigación al momento de su presentación, Julio Rayas colaboraba para el líder de Los Zetas, Esteban Luna Luna, El Chachis. En esa fecha, el ahora detenido y sus cómplices fueron señalados como responsables de un asalto a una gasolinera, el 6 de julio de 2010 Posteriormente, el 13 de julio, le fue dictado el auto de formal prisión por parte del juez Segundo Penal de Monterrey. En la conferencia de prensa, en la que dio a conocer la detención de los presuntos responsables del ataque al Casino Royale, Medina de la Cruz dijo que los detenidos confesaron haber participado en el ataque, ya sea como autores intelectuales, materiales o ayudantes. “Todos ellos están confesos de haber participado en este multihomicidio (...), algunos como autores intelectuales, otros como coadyuvantes y vigilantes, otros como autores materiales, otros como conductores de los vehículos”, dijo el gobernador. Y agregó que de las indagatorias realizadas hasta el momento se desprende que al menos dos personas más participaron en los hechos que han provocado la condena mundial, por lo que se continúa con su búsqueda. Además, dijo, no se pueden dar a conocer más detalles sobre el particular para no entorpecer las indagatorias. No obstante, subrayó, “todos ellos han confesado participar para el grupo delictivo denominado ‘Los Zetas’, quienes de acuerdo a las líneas de investigación presionaban al establecimiento mediante extorsión”. Añadió: “Presuntamente hubo un desacuerdo y fue perpetrado este atentado como represalia a ese desencuentro o al haberse negado a participar o haber incumplido con esta situación a este grupo delictivo de Los Zetas”, abundó. Luego de mencionar los nombres de los presuntos responsables del ataque, el mandatario estatal presentó un video en el que se observa cómo llega una camioneta a una gasolinera, en las inmediaciones el Casino Royale y carga combustible en garrafones. Enseguida arriban otros vehículos que, junto con el primero, se dirigen después al centro de apuestas, donde usan la gasolina para causar el incendio, señaló. Medina indicó que no se puede precisar el número exacto de las personas que participaron en el ataque, pero comentó que las indagatorias apuntan a que fue dirigido al casino, no a la población civil. “Analizamos las posibilidades de que las cosas se les hayan salido de las manos y esto causara la muerte de civiles”, agregó. Según el mandatario, tanto los dueños del casino como las autoridades responsables de negligencia y omisión serán llamadas dentro del proceso judicial derivado después del incendio y la muerte de 52 personas. “Nadie se lavará las manos”, aclaró el gobernador de Nuevo León, quien aseguró que aún se realizan operativos para detener al resto de los responsables del atentado. Por separado, el representante legal del Casino Royale, Juan Gómez Jayme, aseguró que el accionista principal del centro de apuestas, Raúl Rocha Cantú, no tiene la intención de evadir la justicia y que en su momento se presentará ante las autoridades para declarar sobre el atentado. “Tengan la seguridad de que en cuanto le sea posible (Raúl Rocha Cantú) se va a presentar, en ningún momento tiene la menor intención de aparecer como una persona que se sustrae a la acción de la justicia o que elude el comparecer ante la autoridad que le requiera su presencia”, dijo el abogado en conferencia de prensa. No me iré: Medina de la Cruz A cuatro días del ataque al Casino Royale, el gobernador nuevoleonés rechazó solicitar licencia, como exigieron ayer habitantes de Monterrey, en una manifestación masiva contra la violencia y a favor de la clausura de casinos y el fin de la extorsión. En entrevista televisiva, el mandatario estatal descartó que vaya a presentar su renuncia al señalar que este “es un momento de tolerar. Son momentos difíciles, lo entendemos, pero debemos ir contra los verdaderos enemigos, que son los criminales”. Por separado, la Armada de México anunció que apoyará al Ejército y la Policía Federal en Nuevo León para “coadyuvar al mantenimiento del estado de derecho” en esa entidad, luego del atentado en contra del Casino Royale. Sin precisar el número de efectivos, informó que enviaría elementos de fuerzas especiales e inteligencia naval, además de unidades terrestres y aéreas, “para efectuar patrullajes y labores de vigilancia, a fin de reforzar a los operativos encaminados a la pronta localización y aseguramiento de los responsables” del incendio que provocó la muerte de 52 personas. Más tarde arribaron 300 soldados en aviones tipo Hércules de la Fuerza Aérea a la Base 14 de la Séptima Zona Militar, ubicada en el municipio de Escobedo, al norte de la Zona Metropolitana. Ya en la noche, el mandatario convocó a otra conferencia de prensa para anunciar la entrega de becas de estudios a los huérfanos y afectados del atentado, amén de que dijo que también recibirán apoyo psicológico y médico, así como oportunidades de trabajo. Por la mañana, Margarita Zavala, acudió al Hospital Universitario para entrevistarse con tres de las víctimas. Junto a ella estuvo Greta Salinas, esposa del gobernador nuevoleonés. En señal de duelo, todas las escuelas del estado izaron la bandera nacional a media asta y guardaron un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas del Casino Royale. (Con información de Luciano Campos)

Comentarios