Reconocen policías de Allende que entregaron a mujeres para que "Los Zetas" las mutilaran

miércoles, 3 de agosto de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Las dos mujeres mutiladas que fueron encontradas en el municipio de Allende el lunes pasado, fueron detenidas por cuatro policías municipales, quienes hoy admitieron haberlas entregado a “Los Zetas”, informó el vocero de Seguridad de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano. El funcionario reveló también que nueve elementos de la misma corporación fueron detenidos por encubrimiento y por encontrárseles vínculos con la delincuencia organizada. Domene afirmó que las fallecidas y sus familiares son ajenos a cualquier actividad ilícita; y agregó que el doble homicidio, de acuerdo con las primeras investigaciones, fue un acto de “criminales sin escrúpulos” comandados por una persona de “Los Zetas”, conocida como El Loco, que pretendieron demostrarle a la autoridad que son capaces de incurrir en actos como ése. Kathia Cavazos Castillo y Kendi Cavazos Caballero, las dos de 24 años y sin parentesco entre sí, fueron detenidas por policías municipales la noche del domingo en la plaza principal de esa localidad, aparentemente por escandalizar. Kathia era sobrina de la secretaria de Desarrollo Social del estado, Juana Aurora Cavazos, exalcaldesa de ese municipio. Según las investigaciones, cuando las víctimas eran trasladadas a la comandancia, los policías de este municipio rural ubicado 60 kilómetros al sur de Monterrey recibieron la orden de una autoridad, al parecer militar, para que las liberaran, porque no habían incurrido en ninguna falta. Los policías, aún con las mujeres detenidas, le comunicaron la orden a El Loco, quien dispuso que se las entregaran a otras personas, las cuales posteriormente las asesinaron y las descuartizaron. Los cadáveres mutilados fueron hallados en cajones de plástico el lunes por la mañana en el kilómetro 31 de la carretera de este municipio que conduce a Cadereyta, a la altura de la comunidad El Reparo. Los uniformados detenidos por homicidio fueron identificados como Jesús Cano Hernández, de 42 años, supervisor con 11 años de antigüedad en la corporación; y los agentes Javier Martínez Rangel, de 28; Eduardo Mena Rangel, de 20; y José Luis Cáliz Adorno, de 34. Quedaron arraigadas, para ser investigadas por encubrimiento las agentes Bertha Irene Reyes, de 29; y Tania Marlén González Garza, de 18. Fueron arraigados también, por supuesta labor de “halconeo” a favor de los delincuentes, los policías José Olegario Silva Guerrero, de 42 años; Edgardo Flores Malacara, de 27; Rubén castillo Tamez, de 37; Alonso García Rodríguez, de 51; Sabina Ponce Rodríguez, de 31; Alberto Javier Correa García, de 49. Domene informó que a algunos de ellos los criminales les pagaban entre 6 mil y 10 mil pesos mensuales por diversos trabajos. Allende, que contaba con una fuerza policiaca de 30 elementos a partir del martes trabaja sólo con 17.

Comentarios

Otras Noticias