Sicarios en Nuevo León abandonan a cinco niños tras 'levantar' a sus padres

miércoles, 3 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Cinco niños quedaron desamparados cuando sus padres fueron secuestrados por un grupo armado en Cerralvo, Nuevo León. Los menores fueron encontrados posteriormente en Apodaca, cerca de una tienda, donde las autoridades los recogieron. Los niños fueron hallados en la Privada Andrés Guajardo y la carretera a Miguel Alemán, en donde los automovilistas los reportaron a las autoridades. Un grupo de policías municipales acudió hasta ese punto y llevaron a los menores a las instalaciones del Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Los niños se identificaron como Juan Eduardo, de 10 años; Jaide, de uno; Javier, de 6; Brianda, de 4 y Amauran, de seis meses. En las investigaciones se determinó que los niños quedaron abandonados luego de que sus padres fueron “levantados” en el rancho en donde se encontraban, en el municipio de Cerralvo. Del rancho los menores fueron trasladados por los sicarios a otro lugar, luego un taxi los llevó al municipio de Apodaca, y ahí los dejaron abandonados.