"Él deberá responder", se deslinda Larrazábal; lo vamos a investigar, dice el gobernador

miércoles, 31 de agosto de 2011
MONTERREY, (apro).- El alcalde regio Fernando Larrazábal Bretón afirmó que su hermano Jonás deberá responder por su cuenta a las imágenes que fueron difundidas hoy en las que lo muestran recibiendo dinero en varios casinos de la ciudad. En una conferencia de prensa de tres minutos que dio esta mañana en la que no permitió preguntas, el munícipe desligó al ayuntamiento de cualquier actividad efectuada por su familiar quien en información de proceso.com.mx y del grupo Reforma, aparece en fotos y videos sentado en varias mesas de casino recibiendo dinero en efectivo y guardándoselo, una actitud que hace sospechar un acto de corrupción. Al leer un texto, dijo el alcalde ante los medios: "El día de hoy algunos medios de comunicación publican fotografías de mi hermano Jonás, tomadas en algunos de los casinos que seguramente mi administración ha clausurado en los últimos días, por actuar ilegalmente. “En su momento él, mi hermano, tendrá que aclarar las dudas que surjan de este evento, que él responda de esas dudas y a cualquier autoridad que así se lo requiera. Contundentemente les digo que ninguna actividad de mi hermano tiene o ha tenido que ver con mi administración municipal”. Señaló que los ciudadanos lo eligieron a él como alcalde. “Este es un cargo personalísimo, que no se comparte con ningún amigo ni con algún miembro de la familia. Refrendo públicamente que nadie puede hablar en contra mío”. Consideró que sus acciones contra la ilegalidad motivan publicaciones como esta que consideró intentos por detenerlo. “No seré rehén de nada ni de nadie en mi objetivo de limpiar la ciudad de Monterrey”. “De nuevo le digo a los ciudadanos de Monterrey, su alcalde Fernando Larrazábal no les he fallado ni les voy a fallar. Es todo, muchas gracias”, dijo y se abstuvo de responder a la pregunta sobre su posible renuncia. Por su parte, el gobernador Rodrigo Medina señaló que hay material para iniciar una investigación por corrupción en el caso de Manuel Jonás Larrazábal. “Hay complicidad y corrupción, más ahora que hay un trágico acontecimiento, claro que se puede abrir una averiguación para investigar, caiga quien caiga”, dijo. Por su parte, el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, quien ha acompañado a Fernando Larrazábal en la lucha contra los casinos, dijo que la noticia afectará la imagen de su homólogo regiomontano. “Como es un familiar, no te ayuda. Siempre la historia de los familiares incómodos, como les han puesto a los de (el expresidentes Carlos) Salinas, si hay una participación, si está involucrado, pues no te ayuda”, dijo. El presunto acto de corrupción de la familia Larrazábal es revelado seis días después de que el pasado 25 de agosto presuntos criminales del cártel de Los Zetas incendiaran el Casino Royale, al poniente de Monterrey con el saldo de 52 personas muertas.