Rechaza Canitec nuevas cadenas de televisión; "es un desperdicio", afirma

jueves, 4 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Dos días después de que el presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Mony de Swaan, reiteró que sigue en pie el proyecto para licitar dos nuevas cadenas de televisión abierta digital, la Cámara Nacional de la Industria de Televisión por Cable (Canitec) volvió a atacar esta posibilidad bajo el argumento de que “es un desperdicio” utilizar el espectro disponible. “Debiera usarse en banda ancha móvil, pues licitarlo para televisión sería ir en contra de la tendencia internacional”, afirmó Alejandro Navarrete, director general del Centro de Investigación de Canitec. Lo paradójico es que este mismo organismo, que agrupa a las empresas de televisión por cable (tres de las más grandes son filiales de Televisa) se opuso también al proyecto “Banda Ancha Móvil para Todos”, que presentó MVS en abril de este año, argumentando que el espectro de 190 megahertz en la banda 2.5 Ghz que tiene esta compañía “bloquea a nuevos operadores”. La Canitec ha reforzado durante todo este año el papel de instrumento corporativo de Televisa en la guerra de las telecomunicaciones que emprendió contra Grupo Carso (Telmex-Telcel), contra MVS (socio de Telmex en Grupo Dish), y ahora contra la posibilidad de licitar nuevas cadenas de televisión. De manera sorprendente, también la Canitec presentó el 25 de julio pasado una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), en contra del excomisionado presidente de Cofetel, Héctor Osuna, por haber permitido que se aplicara la “afirmativa ficta” en la petición de Telmex para que se autorizara el cambio de su título de concesión. Durante los cuatro años que estuvo al frente de Cofetel, Osuna no tuvo conflicto con la Canitec. Al contrario, los corporativos mediáticos consideraron que el exsenador panista beneficiaba los intereses de esta agrupación y, en especial, de Televisa. Otras versiones, consultadas por Apro, señalan que la molestia de la Canitec radica en el vínculo entre Héctor Osuna y David Martínez, el financiero dueño de Fintech, que está interesado en adquirir espectro radioeléctrico y que fue uno de los acreedores de Grupo Iusacell, en proceso de fusión con Televisa. David Martínez, de origen regiomontano y uno de los personajes más enigmáticos en el mundo de las finanzas y de las inversiones en telecomunicaciones, es considerado por los altos ejecutivos de Televisa, en especial por Alfonso de Angoitia, vicepresidente del grupo, como un adversario y posible competidor en el terreno de la televisión abierta y en las telecomunicaciones. Alejandro Navarrete, el director de la Canitec, aseguró en declaraciones al periódico Reforma, que dos cadenas de televisión abierta, aunque sea en tecnología digital, no resolverán la competencia ni la diversidad de la programación. La alta concentración Desde hace casi dos décadas, dos compañías, Televisa y TV Azteca, concentran 96% de las concesiones en televisión abierta comercial, y 64% de todas las frecuencias televisivas. Son las dos únicas empresas que poseen cadenas nacionales privadas y han bloqueado desde hace más de un sexenio el ingreso de una tercera cadena de televisión. Ahora, Televisa posee poco más del 55% de los suscriptores de televisión restringida (a través de la señal satelital de Sky y de sus tres filiales de televisión por cable: Cablevisión, Cablemás y TVI) y pretende ser socio de TV Azteca en Total Play y en Grupo Iusacell, con lo cual sería la única empresa que puede dar servicios convergentes en el país. Televisa cuenta con 260 concesiones en televisión abierta más 60 canales espejo en televisión digital, que el gobierno de Vicente Fox le otorgó en 2004, sin licitación de por medio. A su vez, TV Azteca cuenta con 180 concesiones y 31 canales espejo. Ambas empresas suman 440 concesiones y 91 canales digitales. Televisa y TV Azteca acaparan 60.43% de los canales digitales que ha entregado la autoridad, en contraste con las universidades, que sólo poseen un canal digital, asignado a finales de 2010, según datos de la consultoría Mediatelecom. Televisa es la única empresa de televisión con capacidad para producir 60 mil horas anuales de contenidos, gracias al amplio dominio en las tres plataformas de distribución de contenidos: televisión abierta, televisión satelital y televisión por cable. Ahora va por la cuarta plataforma: telefonía celular. Sin embargo, esta alta concentración no la observa la Canitec.

Comentarios