Sicilia advierte: no daremos un paso atrás

sábado, 6 de agosto de 2011
El diálogo del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad con el gobierno de Calderón y con el Poder Legislativo sólo duró una semana. Lo primero que hicieron los diputados en el Palacio de San Lázaro después de escuchar las exigencias de los activistas fue proseguir como si nada con la aprobación –hasta ahora sólo en lo general– de la ya impugnada minuta del proyecto de Ley de Seguridad Nacional, enviada por el Senado. El escritor Javier Sicilia acusó al Congreso y al gobierno federal de traición a los acuerdos establecidos con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y el jueves 4  anunció la suspensión del diálogo con ambos poderes luego de que el diputado panista Javier Corral presentó una propuesta de Ley de Seguridad Nacional basada en una minuta del Senado que no contenía las propuestas de las organizaciones sociales. De inmediato la Secretaría de Gobernación y el Legislativo lo llamaron de nuevo a la mesa, aclarando que se trata sólo un “predictamen” y que podría haber una nueva iniciativa. Sin embargo, en entrevista, Sicilia insiste en que no puede reiniciar los trabajos si no se retira esta minuta y se trabaja sobre una propuesta con un perfil más humanista. Corral argumenta que el movimiento ciudadano puede integrarse al debate sobre el predictamen que aprobó en lo general la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, que él preside. Incluso, el panista anunció que “ya se acordó” que representantes del movimiento trabajen en “conferencia parlamentaria” con el Senado. Para el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y para 84 organizaciones de derechos humanos del país –que el viernes 5 difundieron en los medios un comunicado donde se suman al repudio del predictamen de ley–, la actitud de los diputados agudiza la desconfianza hacia los partidos políticos que ya habían manifestado desde el 28 de julio, en el Castillo de Chapultepec. Ahí, los legisladores prometieron que incorporarían sus demandas al debatir un paquete de diez iniciativas de ley, entre ellas la de Seguridad Nacional. (Extracto del reportaje que aparece esta semana en la edición 1814 de la revista Proceso, ya en circulación)

Comentarios