Demanda la UNAM un cambio en la estrategia de seguridad

lunes, 8 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), propuso hoy establecer un nuevo pacto político y social entre los poderes públicos y los movimientos sociales para hacer frente a la crisis de violencia que enfrenta el país. A través de Jorge Carpizo, la UNAM dio a conocer su propuesta elaborada en colaboración con el Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional (IIDC), acordada durante la Conferencia Internacional sobre Seguridad y Justicia en Democracia que organizó la máxima casa de estudios en junio pasado. Ante legisladores, académicos, funcionarios y representantes de la sociedad civil, el exprocurador general de la República y el extitular de la Comisión de Derechos Humanos (CNDH) señaló que con el nuevo pacto político y social se reorientarán las instituciones de seguridad y justicia. Agregó que se debe dar un giro inmediato a las estrategias de seguridad, centrándolas en la prevención del delito, el abatimiento de la impunidad, la reducción del número de muertos y lesionados, la preservación de la integridad de las personas y en la defensa de los derechos humanos. A la ceremonia asistieron el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García; el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín; la Ministra Olga Sánchez Cordero, y el representante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia. El exrector leyó la propuesta que consta de 36 planteamientos, entre los que destaca la recomendación para que el Ejército regrese a los cuarteles. En ese sentido, dijo que el gobierno federal debe de diseñar un plan para que los militares vuelvan a desempeñar sus funciones. Jorge Carpizo destacó la urgencia de formar un frente común para terminar con la corrupción, la impunidad, la irresponsabilidad, el uso partidista del poder y las mentiras. La UNAM propuso brindar atención a la juventud y ofrecerle mayores oportunidades de desarrollo educativo y laboral. En cuanto a las cárceles, la propuesta universitaria critica la situación actual de las cárceles y exige restablecer el orden y el imperio de la ley en su interior. Además, exhorta a despenalizar los delitos no graves y dejar de ver a la prisión como la medida más adecuada para la producción del conflicto social generado delitos violentos. “Hagamos un frente común en contra de la corrupción, la impunidad, la irresponsabilidad, el uso partidista del poder, el cinismo y las mentiras; hagamos un frente común para vivificar el patriotismo, el estado de Derecho, la verdad, la rendición de cuentas, la transparencia y el manejo de recursos públicos” dijo Carpizo. En su oportunidad, el rector José Narro Robles señaló que la UNAM no puede permanecer ajena a los problemas del país y menos a la inseguridad e injusticia que amenazan a la población. Narro agregó que la Universidad y los universitarios no se cubrirán con un “manto de sordera y ceguera”, ni pasarán de reservados a silenciosos. "No es ese el papel que le corresponde a los universitarios del país, no es eso lo que le conviene a nuestra sociedad. No, no es esa la forma como nos vamos a comportar. La historia lo registraría como desleal y equivocado", agregó. Así, quienes pretenden que no hagan señalamientos, les recordó que desde la academia, la Universidad responde con propuestas y acciones. "Que nos disculpen, pero deben saber que los límites de nuestra responsabilidad no la fijan ellos. Nuestra legislación nos lo autoriza y la conciencia nos obliga", subrayó.

Comentarios