Realizan con éxito primer reimplante de rostro en México

lunes, 8 de agosto de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) efectuaron en esta ciudad la primera reimplantación de rostro en México, al intervenir con éxito a un niño que fue atacado por un perro. La considerada “hazaña de la microcirugía” fue realizada al pequeño Raúl Carrizales García, de 7 años y originario del municipio de García, 40 kilómetros al oriente de esta capital, por médicos de la Unidad Médica de Alta Especialidad 21 del IMSS. Según un comunicado del Seguro Social, en el mundo se han realizado 15 reimplantes faciales y el de Raúl es el primero efectuado en México. La intervención fue realizada por el médico cirujano Miguel de la Parra Márquez, adscrito al servicio de cirugía plástica, y Sergio Mondragón González, residente de sexto año de cirugía plástica. El 26 de junio pasado, el pequeño fue atacado por un pitbull mientras paseaba en su bicicleta; el perro le arrancó 90% del labio superior, 60% del labio inferior y 50% de la mejilla izquierda. El menor fue trasladado a la clínica 21 donde se hacen trabajos de traumatología y ortopedia. De acuerdo al reporte médico, después de la agresión, un velador que trabaja en la zona donde ocurrieron los hechos recuperó la piel de la cara del pequeño, luego de que el perro la arrojara. El hombre envolvió el despojo en una gasa, la introdujo en una bolsa de plástico y después en un vaso con agua y hielo. De la Parra Márquez afirmó que la acción del velador fue fundamental para el reimplante exitoso. Los dos facultativos se encargaron de conectar vasos sanguíneos y arterias de menos de un milímetro de ancho dentro del procedimiento de microcirugía que tuvo seis horas de duración para reimplantar la cara del niño y definir sus estructuras. Durante la intervención, el doctor Adolfo Leyva Alvizo efectuó una incisión en la tráquea para que el paciente respirara, pues la boca fue el área afectada sobre la que trabajaron. En total participaron en la operación dos cirujanos generales, dos plásticos, dos enfermeras y un anestesiólogo. Los médicos consideraron que la cirugía fue exitosa, pues los antibióticos y el tratamiento han impedido que se obstruyan arterias o que surja un brote infeccioso, dos de los principales riesgos que corre el niño. Ahora Raúl ya inició el tratamiento de rehabilitación con 20 minutos diarios en su internamiento. Posteriormente será trasladado al Centro de Seguridad Social número 1 del IMSS. De 15 reimplantes reportados a escala mundial, 13 ocurrieron por mordedura de perro y los otros dos por mordidas humanas. De la Parra señaló que sin la cirugía el niño hubiera quedado deforme, lo que le afectaría mucho, por lo que ahora tendrá una mejor calidad de vida.