Dictan formal prisión a Pablo Salazar por muerte de bebés

martes, 9 de agosto de 2011
MEXICO, D.F. (apro).- Un juez dictó hoy el auto de formal prisión al exgobernador Pablo Salazar por el presunto delito de homicidio doloso, relacionado con la muerte de recién nacidos, entre diciembre de 2002 y enero de 2003, en el hospital general de Comitán. Luego de concluir esta noche la ampliación del término legal, el Juzgado Primero, a cargo de Julio Morales Ríos, notificó la resolución a Salazar Mendiguchía en la rejilla de comparecencias. El exgobernador se inconformó con la resolución y rechazó el presunto delito de homicidio doloso. Más aún, denunció violaciones al procedimiento dentro de la causa penal que se le sigue. Pablo Salazar, recluido desde el 14 de junio en el penal de El Amate, también enfrenta un proceso por peculado de 104 millones de pesos, asociación delictuosa, abuso de autoridad, ejercicio indebido del servicio público y abuso de funciones públicas. La nueva orden de aprehensión por homicidio doloso le fue girada según el expediente penal 138/2011, relacionado con el fallecimiento, en el periodo de referencia, de dos menores. Según la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), las declaraciones de servidores públicos y exfuncionarios, así como las conclusiones de necropsias, periciales y contables al centro hospitalario, integran parte de las pruebas que sustentan la presunta responsabilidad del exgobernador en presuntas omisiones médico-hospitalarias. En el expediente penal se consigna que 41 exfuncionarios y servidores públicos --entre ellos el exprocurador Mariano Herrán Salvatti, procesado actualmente por diversos cargos penales-- señalaron presuntas responsabilidades de la gestión de Salazar Mendiguchía en el fallecimiento de los neonatos. En un comunicado, la PGJE destacó que en declaraciones ministeriales Mariano Herrán dijo que recibió órdenes directas del exgobernador para que no se investigaran a fondo las denuncias por las muertes de los bebés. "Salazar Mendiguchía me ordenó que el Ministerio Público no profundizara mucho en las investigaciones que la Procuraduría realizaba en marzo de 2003, con relación a las causas que propiciaron la muerte de los bebés”, alegó Herrán Salvatti. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advirtió, en su recomendación 24/2004, que fueron detectadas diversas irregularidades en ese nosocomio, entre ellas la ausencia de medicamentos, instrumental y equipo en los módulos de gineco-obstetricia y pediatría, lo que contribuyó a la atención deficiente que devino en la muerte de al menos 24 bebés, según indagó la propia PGJE.