Piden expertos revisar política antidrogas

martes, 13 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Con un llamado urgente a la revisión y discusión de las políticas de prohibición de drogas y de uso de la fuerza para reprimir los eslabones de tráfico, comenzó la III Conferencia Latinoamericana sobre Políticas de Drogas que se lleva a cabo en esta ciudad. “Los paradigmas de control de drogas se están derrumbando (…) ¿Por qué insistir en políticas ajenas a nuestras necesidades, posibilidades y realidades. La sociedad está preparada para un cambio y lo necesita con urgencia”, expresó durante la inauguración Jorge Hernández Tinajero, presidente del Colectivo por una Política Integral Hacia las Drogas (Cuphid) ante representantes de organismos internacionales y expertos latinoamericanos. “Las drogas no pueden seguir siendo el chivo expiatorio de una metástasis de corrupción, miseria e injusticia que sufren nuestras sociedades”, dijo ante los representes en México de ONUSIDA y de la Organización Panamericana de la Salud. Por parte del gobierno federal asistió únicamente el director del Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic), Carlos Tena Tamayo, aunque en un principio estaba anunciado el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna y el exvocero de la Estrategia Nacional de Seguridad, Alejandro Poiré (desde la semana pasada director del CISEN), cuyo representante que nunca llegó como tampoco el Secretario de Salud. César Núñez, el director del equipo de apoyo regional para América Latina del Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA) informó que cinco de cada 100 usuarios de drogas inyectables contrajeron el VIH, mientras que el representante de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en México, Philippe Lamy, hizo un llamado a abordar el tema como problema de salud pública ya que 200 mil personas mueren anualmente por causas relacionadas con el consumo de drogas. El presidente de la Conadic dijo que en México 1.2 millones de personas consumen drogas ilegales y 430 mil presentan adicciones, y aunque el porcentaje de usuarios de drogas es bajo en comparación de otros países (representa el 1% de la población) es preocupante la tendencia del aumento de consumo entre menores de edad y mujeres. También defendió la postura del gobierno mexicano contra la legalización de las drogas porque, señaló, que existe evidencia científica de que daña a la salud y porque a mayor oferta en el mercado habría mayor consumo. Por su parte, Graciela Touché, de la organización argentina Intercambios, co-organizadora del evento, señaló que es momento de abrir el debate sobre las políticas hacia las drogas, basado en información sustentada y no en creencias sin sustento, para afinar las estrategias gubernamentales para que respondan a realidades locales con toque latinoamericano. Explicó que durante estos dos días en la conferencia se analizarán las consecuencias de la guerra contra las drogas en los distintos países, la coexistencia de las drogas en las culturas latinoamericanas, las posturas de los organismos internacionales sobre el tema, el impacto de las estrategias de la reducción de la oferta de drogas ilícitas y en la violencia, los programas de atención socio-sanitarios y la relación de las drogas con la seguridad y los derechos humanos. En el foro participan representantes de organismos internacionales, y especialistas de Canadá, Uruguay, México, Brasil, Colombia, Argentina, Ecuador, El Salvador, Costa Rica, Estados Unidos y Guatemala.