Asalto, persecución y enfrentamientos dejan 26 muertos

miércoles, 14 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Por segundo día consecutivo se registró una jornada marcada por la violencia, que dejó un saldo de 26 personas muertas en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado. En el municipio mexiquense de Chalco, cuatro personas perdieron la vida, entre ellas tres presuntos delincuentes y un pasajero, durante una balacera que se registró a bordo de un autobús de pasajeros sobre el kilómetro 6+300 de la carretera federal México-Cuautla, a la altura de la colonia La Bomba, cerca de la base de la Policía Federal (PF). Según testigos y reportes policiacos, el enfrentamiento se produjo al interior de una unidad de transporte de la línea Cardenales, con número económico 148 y placas de circulación 746 HX1, que se dirigía del Distrito Federal a la comunidad de San Rafael, en Tlalmanalco. Tres hombres se subieron al camión cerca de la caseta de cobro de Chalco y metros más adelante sacaron sus armas para amagar a los nueve usuarios que iban a bordo, a quienes exigieron sus pertenencias. Un hombre, al parecer militar, quien viajaba en el camión de pasajeros, enfrentó a los ladrones. Sacó una pistola y abrió fuego contra los delincuentes. Dentro de la unidad quedaron dos cuerpos de los supuestos delincuentes que también realizaron disparos. Un tercer asaltante intentó escapar, pero una de las balas lo alcanzó y cayó sobre la carretera México-Cuautla. Un testigo contó que el hombre, con apariencia de militar, le disparó al ladrón a la cabeza cuando estaba tendido y huyó del sitio. La policía encontró en el interior del autobús a uno de los pasajeros que también murió alcanzado por una bala. Fue identificado como Ricardo Rendón Adame, de 40 años, quien vivía en San Juan de Aragón e iba acompañado de su pareja, quien resultó ilesa. En el lugar se encontraron dos armas .9 nueve milímetros y una pistola calibre .38. En la misma entidad, tres cadáveres fueron encontrados esta mañana en el paraje Miranda, en Santa María Cahuacán. Los cuerpos fueron hallados apilados cerca de la carretera Nicolás Romero-Villa del Carbón, y en el lugar fueron ubicados dos cartuchos útiles y uno percutido calibre 38. Hasta el momento las autoridades no han podido identificar los cuerpos. Mientras tanto, en Michoacán, cuatro presuntos delincuentes murieron la madrugada de este miércoles en un enfrentamiento con policías federales en el oriente de la entidad, mientras que en Morelia fue detenido un supuesto extorsionador por el Grupo Antisecuestros, durante un tiroteo frente al hospital del IMSS. El primer enfrentamiento ocurrió en la carretera estatal Irimbo-Aporo, en la región oriente, cercana a Ciudad Hidalgo. En ese lugar, un convoy de la Policía Federal (PF) sostuvo un enfrentamiento a tiros contra delincuentes de una célula de la delincuencia organizada. En los hechos resultaron muertos cuatro supuestos gatilleros y lesionado un efectivo policial, según las primeras informaciones. En otro hecho, en Morelia, poco después de las 11:00 horas se registró un enfrentamiento sobre la avenida Camelinas, en el que participaron policías adscritos al Grupo Antisecuestros de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). En ese lugar, se sabe que fue detenido un presunto extorsionador, mientras que un policía resultó lesionado. En Nuevo León, seis hombres fueron asesinados cuando se encontraban afuera de dos domicilios ubicados en dos colonias populares del municipio conurbado de San Nicolás de los Garza, a unos 10 kilómetros de la capital del estado. El primer reporte se registró poco después del mediodía, cuando vecinos de la colonia Fidel Velázquez denunciaron detonaciones de armas de fuego y una persecución sobre las calles Revolución y Democracia. Según los vecinos, hombres armados perseguían a dos jóvenes por las calles mencionadas; tras correr aproximadamente 50 metros, las víctimas fueron asesinadas mientras los hombres armados se dieron a la fuga. Minutos más tarde, se reportó otro enfrentamiento en la colonia Constituyentes de Querétaro, segundo sector, en las calles Diputado Fernando Gómez Palacio y Amilcar Aguilar, donde cuatro jóvenes que se encontraban platicando frente a un domicilio fueron sorprendidos. Habitantes del sector aseguraron que el comando viajaba a bordo de un camión repartidor de frituras y, al ver a los jóvenes, los pistoleros descendieron de la unidad y abrieron fuego, asesinando a cuatro de ellos. Más tarde, trascendió que un pistolero asesinó a balazos en su domicilio a los padres y un hermano del policía estatal Miguel Ángel Barraza Escamilla, detenido por su relación en el incendio del Casino Royale, donde murieron asfixiadas 52 personas. En Sinaloa, el cadáver de un joven fue localizado envuelto en una cobija frente a las instalaciones educativas del Conalep, ubicado en la colonia 5 de Febrero, municipio de Navolato. La Policía Ministerial del Estado reportó que el cuerpo, que se encontraba atado de pies y manos y con los ojos vendados, fue encontrado esta mañana poco antes del inicio de clases, por lo que aún se investiga la identidad de la víctima, que presentaba impactos de bala. En Guerrero, tres jóvenes fueron ejecutados en menos de una hora en distintos puntos de Acapulco, según reportes oficiales. El primer hecho se registró a las 13:00 horas de este miércoles al interior del mercado de la colonia Jardín Azteca, ubicada al poniente de este destino de playa, donde fue acribillado un hombre identificado como Jaime Vargas, de 30 años, señala un parte de la policía porteña. El lugar fue desalojado por las autoridades, luego del terror y zozobra que desató este ataque armado entre comerciantes y ciudadanos. Luego, 50 minutos después, se reportó otra balacera en un andador de la colonia Jardín Palmas, que se ubica en la misma zona poniente. En el lugar, las autoridades localizaron los cuerpos de dos jóvenes asesinados a tiros que estaban tirados sobre la calle y hasta el momento se encuentran en calidad de desconocidos, señala el parte oficial. En Colima, un hombre fue ejecutado en presencia de su hijo y un sobrino en el municipio de Tecomán, en tanto que anoche un empresario fue “levantado” al salir de un centro comercial de Manzanillo y, hasta la noche de este miércoles, se ignoraba su paradero. La PGJE informó que Teodoro Mendoza Parra, de 46 años, fue asesinado por disparos de arma de fuego, en la carretera de cuota Tecomán-Manzanillo a la altura del kilómetro 44, donde se encontraba esperando a un trabajador para dirigirse a realizar tareas agrícolas. Según las primeras investigaciones, Mendoza estaba a bordo de su camioneta frente a la colonia Antonio Salazar, 200 metros antes del crucero a Santa Rosa, cuando un vehículo detuvo su marcha para preguntarle en cuánto vendía su vehículo, al mismo tiempo que sacaban armas de fuego y lo acribillaron. Los peritos de la PGJE encontraron en el lugar del crimen siete casquillos calibre 9 milímetros y aseguraron la camioneta de la víctima, marca Ford Lobo, de color gris con negro, de procedencia extranjera y sin placas de circulación. En tanto, según reportes extraoficiales un empresario fue “levantado” la noche del martes 13 en el estacionamiento del centro comercial Wal Mart de la ciudad de Manzanillo. Aunque la PGJE no informó sobre el suceso, trascendió que se realizó un operativo policiaco-militar en la colonia Valle Paraíso de ese puerto, en el que presuntamente fue detenida una persona implicada en los hechos, aunque se ignora la suerte del “levantado”. De acuerdo con las versiones, la víctima es un importante directivo de una agencia aduanal, pero por razones de seguridad las fuentes pidieron no dar a conocer los datos que lo identifican. Mientras tanto, en Coahuila, dos hombres fueron ejecutados a balazos en Torreón por desconocidos en una colonia cercana al aeropuerto internacional, informó la Fiscalía General del Estado (FGE). Al encontrarse en un área verde de la colonia Aviación, al nororiente de Torreón, fueron atacados con disparos de arma de fuego, según el reporte de la Delegación Laguna 1 de la FGE. A las 15:35 se reportó a las autoridades que había detonaciones en esta colonia que está situada en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de Torreón. El primer cuerpo quedó en la calle Bolivia y fue identificado como Francisco Javier Campa Rodríguez, de 23 años, quien presentaba múltiples heridas producidas por proyectil de grueso calibre. Al percatarse de la agresión, el acompañante corrió, pero fue alcanzado por las balas, quedando su cuerpo en la entrada de una carpintería, localizada en la calle República de Chile, según el reporte policial. El segundo cuerpo fue identificado como Francisco Javier Cano Aguilar, de 33 años. Con estos dos crímenes suman ya 487 personas que han perdido la vida de una manera violenta del 1 de enero a la fecha, en la ciudad de Torreón.  

Comentarios

Otras Noticias