Exigen a Segob disculpa por cateo a casa de diputado priista

martes, 20 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó exigir a la Secretaría de Gobernación (Segob) una disculpa pública por el violento cateo realizado por marinos a la casa del diputado federal del PRI, Eduardo Bailey, el jueves 15, cuando presuntamente buscaban a personas armadas. Bailey, coordinador de los diputados priistas por Nuevo León, detalló que 33 elementos de la Marina se introdujeron en su domicilio particular en la ciudad de Monterrey; golpearon las puertas y amenazaron con armas largas a su esposa y a sus dos hijos menores de edad. Detalló que durante 25 minutos los elementos de la Semar catearon la casa y, al concluir la revisión, sólo se disculparon con el argumento de que se trataba de un error producto de una llamada anónima que alertaba sobre una fiesta con gente armada. El diputado, quien un día antes del hecho propuso ante el pleno de la Cámara de Diputados la creación de una comisión especial encargada de indagar el posible funcionamiento ilegal de casinos, advirtió que pensar que el móvil del allanamiento sea político tendría consecuencias gravísimas para la libertad de expresión de los legisladores. “No es un tema menor, pero es una coincidencia mayor”, comentó hoy en tribuna. Luego deploró la acción de los elementos de las Fuerzas Armadas, quienes allanaron su casa sin orden de cateo y sólo con base en una denuncia anónima, “por lo que exijo al gobierno federal una explicación clara, pruebas contundentes y elementos inobjetables para que se aclaren los hechos”. Dijo que no está conforme con las disculpas que le han ofrecido los secretarios de Gobernación y de Marina, Francisco Blake Mora y Mariano Francisco Saynez, respectivamente, y demandó una investigación profunda de los hechos. El principal problema del país, añadió, es la impunidad, la corrupción y la falta de cumplimiento de las leyes. Si éstas se acataran, agregó, “seríamos una nación modelo en América Latina y el mundo”. Aclaró que entiende el trabajo que realizan las Fuerzas Armadas en contra del crimen organizado, pero sus acciones “deben ser apegadas a derecho y cuidadosas”. Sostuvo que por encima del combate a la delincuencia debe estar la tranquilidad de los ciudadanos y la legalidad en los operativos para combatir este flagelo. Advirtió que “estas llamadas anónimas no pueden ser el elemento que sustituya los procedimientos legales y a las acciones de inteligencia de quien realiza estos operativos”. Bailey también condenó el asesinato de su compañero de bancada, el guerrerense Moisés Villanueva de la Luz, y dijo que la indagación del crimen se debe apegar a derecho y sin vulnerar la tranquilidad de los ciudadanos. “No permitamos que nuestros conciudadanos caigan en la desesperanza, que quienes tenemos responsabilidad pública pasemos a las páginas oscuras de la historia. Unamos esfuerzos, superemos esquemas que sólo pretenden repartir culpas y caminemos juntos para atender este justo reclamo de la sociedad para vivir en un clima de tranquilidad y paz social”, dijo. También exigió al presidente Felipe Calderón que ejerza su liderazgo para que, en la unidad y por el bien de los mexicanos, lleve a cabo la dura y difícil tarea contra el crimen organizado. En tanto, el legislador del PRI por Durango, Pedro Ávila, advirtió que a pesar de que se pretende amedrentar a los legisladores federales mediante cateos o asesinatos que quedan impunes, “no van a dejar de señalar los yerros que se están cometiendo”.