Más de 17 millones fueron víctimas de delitos en 2010: Inegi

martes, 20 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Más allá de los muertos que ha ocasionado la lucha contra el crimen organizado –cuyo número fluctúa entre 45 mil y 60 mil, dependiendo de la fuente--, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presentó hoy una radiografía, igual de dramática, de la criminalidad en el país: En 2010 se registraron 22 millones 714 mil 967 delitos, que fueron cometidos contra 17 millones 847 mil 550 personas de 18 años de edad y mayores (víctimas, en la definición del INEGI). En términos de hogares con al menos una víctima de delito, el número llega a 10 millones 597 mil 584, 36% de los hogares del país. Hecho más grave aún es que de los 22.7 millones de delitos que se cometieron en 2010, sólo 8% fueron denunciados, y 92% --casi 21 millones-- permaneció en lo que el INEGI llama la cifra negra de la criminalidad, es decir, los delitos que no son denunciados y de los cuales no se inició averiguación previa por parte del Ministerio Público. El costo estimado por la inseguridad y el delito fue, el año pasado, de unos 210 mil 800 millones de pesos, equivalente a 1.53% del producto interno bruto (PIB), de acuerdo con la institución. El INEGI dio a conocer este martes 20 la primera edición de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2011 (Envipe). Dicha encuesta, que primera vez se realiza, fue levantada del 14 de marzo al 22 de abril de este año, pero el periodo de referencia de la información (solicitada a los entrevistados) abarcó todo el año 2010. La muestra fue de 78 mil 189 viviendas de todo el país. El INEGI hace la acotación de que la Envipe mide los delitos más representativos del fuero común. Los del orden federal, como homicidio, delincuencia organizada, narcotráfico, portación de armas exclusivas del Ejército, tráfico de indocumentados, entre otros, “no son susceptibles de captarse en una encuesta de vicitimización como la Envipe”. Así, del total de los 22.7 millones de delitos reportados en la encuesta, 24.2% (casi 5 millones y medio) fueron robo o asalto en la calle o en el transporte público; otro 23.7% (5.4 millones), extorsiones. Es decir, entre ambos tipos suman casi la mitad de los ilícitos cometidos. Le siguen, pero ya en porcentajes menores: el robo total o parcial de vehículos (12.1%); fraude (8.7%); amenazas verbales (8%); robo en casa habitación (6.9%); robo en forma distinta a las anteriores (6.2%); otros delitos, como secuestro, secuestro exprés, delitos sexuales y otros (5.1%), y lesiones (también 5.1%). El INEGI informó que el diseño de la encuesta se hizo de manera conjunta entra el propio instituto y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (UNODC, por sus siglas en inglés). Como no existía una encuesta de este tipo en el país, no hay un marco de referencia para determinar alguna comparación dentro del país, por ejemplo, si aumentó o disminuyó la incidencia de los delitos. Por ello, el INEGI compara con encuestas similares en otros países. Por ejemplo, en México el número de víctimas, durante 2010, fue de 17 millones 847 mil 550, equivalentes a 24% del total de personas con 18 años de edad y mayores. En Inglaterra y Gales –contrasta el INEGI--, el porcentaje se encuentra en 21.5% para una población de 16 años y más; mientras que para Canadá el porcentaje de personas víctimas de algún delito, en 2009, fue de 27% de la población de 15 años y más. Las 17 millones 847 mil 550 personas que fueron víctimas de delitos en 2010 configuran una media nacional de 23 mil 956 delitos por cada 100 mil habitantes de 18 años y más. Sin embargo, a escala estatal, esa media fue rebasada por 11 entidades, entre las que destacan, en orden descendente, Aguascalientes, Chihuahua, Distrito Federal, Sonora, Estado de México y Nuevo León. Y entre las 21 entidades que estuvieron por debajo de la media nacional, las de menor incidencia delictiva fueron Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Veracruz y Colima, como puede apreciarse en el siguiente cuadro. (La información se refiere invariablemente a delitos del fuero común). Víctimas por cada 100,000 habitantes para la población de 18 años y más en el año 2010, por entidad federativa. En Canadá, por ejemplo, el porcentaje de personas víctimas de algún delito durante 2009 es de 26 mil 800 para una población de 15 años y más. En Inglaterra y Gales se encuentra en 21 mil 500 para una población de 16 años y más. En relación a la cifra negra –los casi 21 millones de delitos que no fueron denunciados, 92% del total--, la Envipe revela que las víctimas adujeron (casi la mitad de las respuestas) que hacer la denuncia o motivar el inicio de la averiguación previa era una “pérdida de tiempo” o que no le tenían confianza a las autoridades correspondientes. Las respuestas puntuales y sus porcentajes se observan en este cuadro: La encuesta también revela que de los 22.7 millones de delitos ocurridos en 2010, 40.6% (9.2 millones) fueron perpetrados por delincuentes que portaban armas de fuego y blancas, y objetos contundentes como palos, varillas, tubos y similares. Además de la victimización, el otro gran tema de la encuesta es el de la percepción sobre la seguridad pública. Un 22.5% de los habitantes de 18 años y más considera que en lo que resta de 2011 la inseguridad empeorará en su colonia o en la localidad donde vive. Aunque 39.1% cree que en el país en su conjunto se recrudecerá la inseguridad pública. A escala nacional, 57% de la población de referencia considera que entre los delitos de que podría ser víctima son el robo o asalto en la calle o en el transporte público; le sigue, con 43%, robo o asalto en casa-habitación. Un 27% cree que podría ser víctima de robo total o parcial de su vehículo; 26%, que podría ser objeto de lesiones por agresión física; 22%, de extorsión o secuestro. Otro 16% considera que podría ser victima de fraude o clonación de tarjeta bancaria. Sin embargo, destaca el dato de que 24% (casi la cuarta parte) no se percibe como víctima en lo que resta de 2011. Algo es algo. Finalmente, la Envipe señala que, respecto de la confianza de la ciudadanía sobre las autoridades, 51% de la población de 18 años y más identifica a la Marina como la autoridad que más confianza le inspira, seguida por el Ejército, con 46%. Pero las policías, de todos los órdenes, son las que menor confianza tienen de la sociedad. Como se puede ver en este cuadro de confianza en las instituciones.

Comentarios